El BCE nombra a tres administradores temporales en Banca Carige

Comment Off

El BCE nombra a tres administradores temporales en Banca Carige

El Banco Central Europeo (BCE) ha nombrado a tres administradores temporales y un comité de vigilancia para hacerse cargo de Banca Carige.

La renuncia de la mayor parte del consejo de Banca Carige trajo como consecuencia el nombramiento de una administración temporal para dirigir el banco para poder estabilizar su dirección y buscar soluciones eficaces que permitan garantizar la estabilidad y el cumplimiento sostenible.

El ente central ha designado a Fabio Innocenzi, Pietro Modiano y Raffaele Lener como administradores temporales de Banca Carige. Además, ha nombrado a Gianluca Brancadoro, Andrea Guaccero y Alessandro Zanotti como miembros del comité de vigilancia de Banca Carige.

El BCE ha dicho que “la decisión de imponer una administración temporal es una medida de intervención temprana dirigida a garantizar la continuidad y perseguir los objetivos de un plan estratégico” y ha destacado que la designación de la administración temporal “tiene como resultado la remoción de los órganos de gestión y control de Banca Carige”.

Estos tres administradores temporales deberán preservar la estabilidad del banco monitorizando de cerca su situación, informando continuamente al BCE y tomando medidas para garantizar que la entidad financiera restaure el cumplimiento de los requisitos de capital de forma sostenible.

Banca Carige está enfrentando un duro momento financiero. El miedo de los inversores al futuro del banco se debe al rechazo de la junta de accionistas el pasado 22 de diciembre a la puesta en marcha de una ampliación de capital por un monto de 400 millones de euros.

El accionista mayoritario, la familia Malacalza, que posee el 27,5% de los títulos, bloqueó esta iniciativa y la emisión de bonos subordinados de entre 320 y 400 millones de euros.

Con estas acciones, Banca Carige pretendía fortalecer su posición, en un plan supervisado por el BCE. El banco, que ya tuvo que lanzar una ampliación de 500 millones de euros a finales del año 2017, recibió en julio una advertencia del BCE que, en su calidad de supervisor bancario, le pidió que atajara la situación de crisis en la que se encuentra.

Sobre el autor

Artículos Relacionados