La economía española cae un 0,1% en el segundo trimestre

No Comentado

 La economía española cae un 0,1% en el segundo trimestre

La economía española ha caído un 0,1% en el segundo trimestre de 2013, lo que representa 4 décimas menos con respecto al segundo trimestre del año, según datos provisionales del Banco de España.

Según el Boletín Económico de la entidad supervisora, la economía española ha moderado “significativamente” el ritmo de contracción de la actividad por segundo trimestre consecutivo, tras el pronunciado descenso de los meses finales de 2012. Esta atenuación —que se basa en la información disponible, todavía incompleta— se ha apoyado principalmente en la demanda exterior neta, impulsada por el dinamismo de las exportaciones de bienes y servicios, que ha contribuido en 0,4 puntos porcentuales a la tasa intertrimestral de PIB.

También la demanda interna ha suavizado “muy ligeramente” su pauta de disminución (-0,6%, frente a un -0,7% tres meses antes), en un contexto en el que el gasto de los hogares y de las empresas siguió estando influido por unas condiciones financieras adversas, la necesidad de continuar avanzando en el desendeudamiento y los efectos directos e indirectos del proceso de consolidación fiscal.

Además, según el Banco de España el empleo ha moderado su ritmo de descenso, “más allá de lo atribuible a las contrataciones estacionales de los meses previos a la temporada estival”, con un retroceso interanual de la ocupación del 4%, frente al 4,5% del período enero-marzo. A su vez, los costes laborales habrían prolongado la trayectoria de moderación que se había afianzado en el primer trimestre, aunque con una ligera contención en su pauta de ajuste. Junto a la evolución de la productividad este comportamiento salarial habría determinado una “significativa” reducción de los costes laborales unitarios (en torno al 3 % en tasa interanual).

También la inflación, aproximada por la variación del índice de precios de consumo, se desaceleró en el segundo trimestre, mostrando un comportamiento relativamente volátil, fruto del impacto de los componentes más erráticos del índice (precios de los alimentos y, sobre todo, productos energéticos).

En opinión del Banco de España, la inflación descenderá “de manera significativa” en lo que resta de año, esperándose que baje desde el 2,1% de junio (1,7% en el promedio del trimestre) por la suavización de la influencia de las subidas de la imposición indirecta y de los precios regulados, que se establecieron en el segundo semestre de 2012.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter