China no introducirá más estímulos si crece más del 7%

No Comentado

China

China no tiene previsto aplicar medidas de estímulo siempre y cuando el crecimiento económico del país esté por encima del 7%, en un momento en que la República Popular registra su tasa de crecimiento más baja en trece años.

Según explicó hoy en rueda de prensa el economista jefe del Centro de Información del Estado -un influyente centro de estudios afiliado al Gobierno chino-, Fan Jianpin, la capacidad de crecimiento potencial del gigante asiático se mantendrá en un intervalo entre el 7 y el 9% “durante un largo periodo de tiempo”. 

“Se trata de una cifra más que razonable que nos asegura además una inflación controlada y la creación de empleo“, afirmó el economista, quien descartó que China vuelva a crecer a un ritmo de doble dígito anual en los próximos años.

China está inmersa en el reajuste de su modelo económico -según muchos analistas ya agotado-, experimenta por primera vez en su historia reciente una caída de la oferta laboral y lleva a cabo reformas pro-mercado de forma paulatina, unos movimientos que han lastrado su crecimiento económico.  “El rendimiento de la economía china se puede definir este año como ‘complejidad en medio de la estabilidad'”, insistió el académico.

El PIB de China creció un 7,6% durante el primer semestre del año, una cifra ligeramente por encima del objetivo marcado por Pekín para 2013, situado en el 7,5 por ciento.  “Mientras China siga creciendo por encima del 7 por ciento y el consumo de las familias aumente a la velocidad actual, el país tiene un futuro brillante”, dijo Fan, quien auguró un crecimiento del PIB “de alrededor del 7,5%” para este año.

Sin embargo, también advirtió de que, en caso de que el crecimiento, el empleo o la inflación llegaran a límites “no razonables”, el Gobierno “tiene preparado planes de respuesta de emergencia”.

En este sentido, el economista precisó que el Ejecutivo “puede incrementar el gasto público para llevar a cabo proyectos de infraestructuras o puede incentivar la actividad de las pequeñas empresas para hacerlas más fuertes”, y dejó claro que su prioridad, de llegar a este punto, es la segunda opción, “aunque los resultados sean más apreciables a corto plazo”.

De hecho, repitió varias veces que “el Gobierno chino no intervendrá en aquellos casos en que el mercado pueda reajustarlos por sí solos”, y mostró su optimismo ante el anuncio de reformas pro-mercado “significativas” en la próxima reunión de los líderes chinos -conocido como tercer plenario- que se realizará en octubre.

En cuanto a la progresiva caída de la fuerza laboral del país y el envejecimiento de la población, Fan adelantó que el Ejecutivo chino estudia varias opciones para asegurar la viabilidad del sistema de pensiones, como extender la edad de jubilación hasta los 65 años (ahora es de 60 para los hombres y 55 para las mujeres).

 

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)