Free Porn
xbporn
25.9 C
Madrid
martes, julio 23, 2024
Inicio General El gobierno aprueba la reforma de las prestaciones por desempleo

El gobierno aprueba la reforma de las prestaciones por desempleo

El gobierno aprobó la reforma de subvenciones con un importe más elevado el empleoEl Consejo de Ministros aprobó este martes un real decreto sobre la reforma de las prestaciones por desempleo, que serán superiores en el primer año de percepción, en función del empleo en los primeros 180 días sin pérdida de prestaciones, y estará ligado a un acuerdo de firma beneficia la actividad humana.

Esta reforma ha sido objeto en las últimas semanas de enfrentamientos entre el Ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz y el de Economía de Nadia Calviño, pero se ha desbloqueado tras llegar ambos Departamentos a un acuerdo, con cesiones por ambas partes.

En este sentido, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha afirmado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que los «matices» existentes con Economía se han resuelto con «diálogo, diálogo y diálogo». «Quien han ganado hoy son los trabajadores», ha respondido Díaz al ser preguntada por si le ha ganado el pulso a Calviño en esta reforma.

Los cambios en el subsidio debían aprobarse antes de fin de año pues se trata del último de los hitos del componente 23 del Plan de Recuperación, ligado al desembolso del cuarto pago de los fondos europeos, que el Gobierno pedirá mañana mismo a Bruselas.

«Todas y cada una de las reformas comprometidas con la Comisión Europea en el componente 23 hoy están completamente aprobadas, saldadas y terminadas», ha subrayado la ministra, que ha añadido que «desde el minuto uno» el Gobierno «no ha hecho más que ensanchar derechos laborales».

La ministra ha destacado que esta reforma es «especialmente feminista» porque más del 56% de las personas que reciben el subsidio por desempleo son mujeres. También ha explicado que son mayoritarios los perceptores de más de 55 años y que sus beneficiarios se concentran en cuatro grandes comunidades autónomas: Andalucía, Comunidad Valenciana, Madrid y Cataluña.

La reforma aprobada por el Gobierno incluye ligeros cambios respecto a la diseñada inicialmente por Trabajo, pero sigue manteniendo el ‘cuerpo’ original: ampliar el universo de beneficiarios, actualmente de unas 800.000 personas, a más de un millón, así como las cuantías a percibir durante el primer año de la prestación.

En concreto, la reforma eleva el subsidio por desempleo, actualmente de 480 euros mensuales, el equivalente al 80% del Iprem, a 570 euros durante los primeros seis meses de percepción (95% del Iprem) y a 540 euros mensuales en los seis meses siguientes (90% del Iprem) para después recuperar el 80% del Iprem hasta su extinción, que se mantiene en un tope de 30 meses, dependiendo de la edad, circunstancias familiares y de la duración de la prestación agotada.

Más beneficiarios

La reforma incorpora también al subsidio a los menores de 45 años sin cargas familiares (unos 150.000, según estimaciones de Trabajo) y a los eventuales agrarios residentes fuera de Andalucía y Extremadura (cerca de 250.000), así como a los trabajadores transfronterizos de Ceuta y Melilla.

«No solamente no recortamos ningún derecho, sino que ampliamos sustancialmente la cobertura que tenemos diseñada hoy en nuestro país», ha destacado la ministra, que ha instado al PP a votar a favor de esta reforma «en interés de los españoles».

La reforma, que Díaz ha calificado como «de calado», reduce a dos los supuestos de acceso general a la ayuda: el subsidio por agotamiento de la prestación contributiva y por cotizaciones insuficientes, y conserva el subsidio de mayores de 52 años, que seguirá siendo equivalente al 80% del Iprem.

El texto unifica los requisitos de acceso a la Renta Agraria y al subsidio de trabajadores eventuales del Sistema Especial Agrario sobre el cómputo recíproco de cotizaciones del PROFEA (Plan de Fomento del Empleo Agrario), lo que simplifica los requisitos de acceso y la gestión de estos subsidios específicos, según Trabajo.

De manera transitoria, se mantienen los derechos reconocidos con la normativa anterior hasta su extinción, y se prevé facilitar la transición hacia la protección social cuando la persona beneficiaria no se reincorpore al mercado laboral.

Sin mes de espera y compatible con un empleo

La norma aprobada por el Consejo de Ministros establece la posibilidad de compatibilizar el subsidio por cada nuevo empleo a tiempo completo o parcial durante los primeros 180 días sin pérdida de cuantía, frente a los 45 días planteados inicialmente por Trabajo.

«Esto es clave en todas las políticas públicas, pues muchas veces, ante la elección de prescindir del subsidio o acompañar a un contrato sólo para muy pocos días, las personas se mantenían en este subsidio. Esto queda corregido hoy con la compatibilidad de exactamente 180 días», ha argumentado la ministra.

Las prestaciones por desempleo (contributiva y subsidio) serán compatibles con las becas y ayudas que se obtengan por asistencia a acciones de formación profesional o en el trabajo o para realizar prácticas formativas o prácticas académicas externas en entidades públicas o privadas que formen parte del plan de estudios y se produzcan en el marco de colaboración entre dichas entidades y el centro docente de que se trate.

La reforma mejora la accesibilidad al subsidio al suprimir el mes de espera tras el agotamiento de la prestación contributiva para presentar la solicitud, ampliándose además a seis meses el plazo de solicitud para que la búsqueda de empleo «no colisione» con la necesidad de solicitar el subsidio en plazos perentorios.

Suscripción de acuerdo de actividad

La prestación estará vinculada a un itinerario personalizado de activación para el empleo mediante la suscripción de un acuerdo de actividad en el marco de la Ley de Empleo, con un conjunto de servicios que establecen derechos y obligaciones recíprocas entre la persona demandante de los servicios públicos de empleo para incrementar la empleabilidad de los beneficiarios.

En la nueva regulación del nivel asistencial se mantiene la acreditación ante el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y también ante los servicios públicos de empleo autonómicos de las acciones dirigidas a la búsqueda activa de empleo, reinserción laboral o mejora de la ocupabilidad.

En el marco de la nueva Ley de Empleo, se garantiza a los beneficiarios el servicio de tutorización individual, el asesoramiento continuado y la atención personalizada..

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -