Los precios de los servicios públicos se congelan en 2015

No Comentado

Los precios de los servicios públicos se congelan en 2015

Los precios de los principales servicios públicos y transportes se congelarán o presentarán subidas moderadas para el próximo año en España.

El dato del Índice de Precios de Consumo de diciembre será previsiblemente negativo, después de que en noviembre la tasa anual descendiera al -0,4%.

Aunque capítulos con gran incidencia sobre el gasto público, como las pensiones, han quedado desvinculados del IPC al estar referenciados a otros factores específicos definidos en su propia reforma, y la Ley de Desindexación ha desligado también los precios de contratos públicos del Índice de Precios, el contexto general de desinflación y la caída del precio del crudo influirán en los precios de los servicios básicos.

Así, pese a que el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha calificado de “modestas” tanto la subida del 0,5% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), como la revalorización del 0,25% de las pensiones para 2015, cree que los ciudadanos tendrán más capacidad de compra porque coinciden con un IPC en cero o en negativo.

En lo que se refiere a los precios de la energía, supondrán en el inicio de 2015 un pequeño respiro para los usuarios, con la mayoría de ellos congelados o a la baja.

En el caso de la electricidad, el Gobierno congelará la parte regulada del recibo de la luz en 2015, conocida como peajes, después de que en 2014 la factura eléctrica de los hogares haya experimentado un descenso del 4,9%.

Asimismo, la factura de electricidad de los consumidores industriales se ha abaratado un 1,5% en 2014, si bien el recibo doméstico de gas natural ha experimentado una subida del 0,5% durante el ejercicio.

En lo que respecta a la electricidad para los hogares, este descenso del 4,9% en 2014 es el segundo anual consecutivo, tras el 3,7% de 2013, con lo que se rompe una tendencia de subidas anuales continuadas de más de una década.

Por su parte, la tarifa de gas natural registrará un descenso del 3% a partir de enero como consecuencia de la congelación de los costes regulados, conocida como peajes, y de la caída de los precios del petróleo.

Mientras, en el caso de los usuarios de la bombona de butano, el precio también se mantendrá congelado en los 17,5 euros durante el primer trimestre de 2015.

También se notará este alivio en el bolsillo de los consumidores respecto a los carburantes, donde, según la Asociación de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), se ha trasladado a los precios de venta al público la caída de la cotización internacional de los productos, lo que ha llevado a que, con respecto a principios de año, el precio del litro de gasolina sea un 13% más barato y el gasóleo se haya abaratado un 14,6%, según datos del último Boletín Petrolero de la UE del año.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)