El IPC de China sube un 2,4%

No Comentado

El IPC de China sube un 2,4%

El Índice de Precios al Consumo (IPC) de China ha subido un 2,4% durante el pasado mes de marzo en tasa interanual, según datos publicados la semana pasada por la Oficina Nacional de Estadísticas china (NBS).

El crecimiento de los precios es superior al registrado en febrero (2 por ciento), pero ligeramente inferior al dato anunciado en enero (2,5 por ciento).

El aumento de la inflación en marzo en China ha sido propiciado principalmente por la subida de los precios de los alimentos -representan casi un tercio del IPC en la República Popular-, que crecieron un 4,1 por ciento de media.

De hecho, en sólo un año, productos como la fruta fresca o los vegetales se encarecieron en China un 17,3 y un 12,9 por ciento respectivamente, mientras que el precio de la carne de cerdo -uno de los productos más consumidos en el gigante asiático- cayó un 6,7 por ciento en los últimos doce meses.

El aumento del nivel de precios en el gigante asiático en los tres primeros meses del año se situó de media en el 2,3 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior, una cifra que sigue estando por debajo del límite que Pekín se ha marcado para 2014 -una tasa de inflación inferior al 3,5 por ciento-.

Por zonas, el nivel de precios creció más en las regiones urbanas (2,5 por ciento) que en las rurales (2,1 por ciento), según los datos publicados hoy por la NBS.

En comparación con el mes anterior, sin embargo, los precios en China bajaron un 0,5 por ciento. Por su parte, el Índice de Precios al Productor (PPI), que mide la inflación en los precios al por mayor, cayó un 2,3 por ciento en marzo, tres décimas más de la bajada que experimentó en febrero.

El hecho de que China mantenga el nivel de precios dentro de unos límites muy por debajo del máximo da espacio a las autoridades para llevar a cabo medidas es estímulo monetario, en un momento en que la segunda economía mundial está en proceso de desaceleración.

Sin embargo, el primer ministro chino Li Keqiang ha descartado tales estímulos a corto plazo y “de forma contundente”, a pesar de que indicadores como el comercio exterior o la producción industrial han registrado niveles mínimos durante los primeros meses del año.

Li Keqiang ha afirmado que en el momento actual, la prioridad desde el punto vista político en China es la creación de empleo, mientras que quitó importancia al objetivo de crecimiento del PIB para este año (7,5 por ciento).

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)