Axesor rebaja al 2% su previsión de crecimiento para 2019

Comment Off

Bloomberg: así se desacelera la economía mundial

La agencia de calificación Axesor estima que la economía española crecerá este año un 2%, por debajo de su estimación inicial, debido a una moderación de la demanda interna hasta los 2,5 puntos, cuatro décimas menos que su contribución al crecimiento del PIB en 2017 y 2018.

Para 2020, espera un crecimiento del 1,8%, según recoge en su Boletín Trimestral de Coyuntura Económica ‘Focus’. “La economía española acumula 25 trimestres de avance de la actividad económica, si bien los signos de paulatina desaceleración son ya muy evidentes”, subraya la agencia de rating.

En cuanto a la evolución del déficit público, Axesor estima para 2019 y 2020 que se situará en el 2,3% y el 2%, respectivamente, sin incorporar las propuestas del Gobierno incluidas en el Programa de Estabilidad recientemente remitido a la Unión Europea, al no estar todavía aprobadas por el Congreso, y teniendo en cuenta todo lo anterior, así como la ralentización de la economía y la desaceleración también de los ingresos públicos.

A pesar de la desaceleración, Axesor destaca que la economía española seguirá creando empleo y la tasa de desempleo podría bajar hasta el 13,9% en promedio en 2019, para terminar 2020 con una tasa de desempleo promedio del 13,4%, superior a sus últimas previsiones como consecuencia del menor crecimiento económico previsto. Sobre la inflación, pronostica que los precios aumenten un promedio del 0,8% en 2019 y del 1,3% en 2020.

Según Axesor, las perspectivas a medio plazo apuntan a una desaceleración paulatina y una ralentización mundial y las incertidumbres internas anuncian un otoño “complicado”, siendo los riesgos “claramente a la baja” para el crecimiento del PIB en los próximos trimestres.

En concreto, cita la “inconclusa guerra comercial” entre Estados Unidos y China, la desaceleración y elevado apalancamiento de esta última, el elevado nivel de endeudamiento de la economía mundial y un brexit desordenado como factores capaces “de dar rienda suelta a una crisis de confianza” que puede llevar a la economía mundial a un aterrizaje “brusco”, caracterizado por un parón en el crecimiento mucho más intenso de lo esperado.

“La economía española no está preparada para esta situación, al seguir siendo muy vulnerable por su elevado déficit estructural y endeudamiento público, que dejan un escaso margen para implementar una política fiscal anticíclica”, advierte.

Sobre el autor

Artículos Relacionados