Ámsterdam, primera ciudad europea en economía colaborativa

No Comentado

Ámsterdam, primera ciudad europea en economía colaborativa

Ámsterdam se ha convertido en la primera ciudad colaborativa de Europa, después de que numerosas empresas mostraran interés por este nuevo fenómeno económico.

La economía colaborativa promueve el compartir e incrementa el valor de la experiencia frente al de la posesión de bienes.

Esta modalidad se ha visto motivada por la crisis financiera mundial, la mayor preocupación por los problemas ambientales y la sostenibilidad, el desarrollo de Internet y las redes sociales o la revalorización de conceptos como comunidad o colaboración.

SharingNL es la plataforma que ha permitido impulsar la cultura del compartir en la capital de Holanda, apoyada por el gobierno municipal.

Harmen Van Sprang, cofundador de la iniciativa social SharingNL, ha comentado a la agencia de noticias Efe que “la idea es transformar Ámsterdam en una ciudad colaborativa y utilizar las posibilidades que ofrece esta nueva modalidad económica en las áreas de sostenibilidad, cohesión social y economía y, a su vez, formular las respuestas a los retos que este fenómeno presenta”.

Con el reto de adaptar el sistema económico tradicional al nuevo panorama global, SharingNL empezó a trabajar en el año 2013 en un plan sobre cómo desarrollar un sistema de economía colaborativa en la ciudad. Hoy en día organizan actividades, asesoran a compañías y empresas emergentes y han creado una red de embajadores para enseñar a los ciudadanos a implicarse en la economía colaborativa.

Un estudio realizado en el año 2013 por Pieter Van de Glind, cofundador de SharingNL, muestra que el 84% de los ciudadanos encuestados está dispuesto a formar parte de algún tipo de consumo colaborativo.

Con el paso del tiempo, han surgido empresas colaborativas como “Peerby”, una aplicación donde vecinos intercambian objetos prestados; “Konnektid”, que pone en contacto a ciudadanos que quieren enseñar con los que quieren aprender; “Rewear”, una plataforma de alquiler de prendas y accesorios de diseño, o “Floow2″, un mercado de intercambio de equipos comerciales.

Femke Haccou, directora del programa de innovación municipal, ha comentado que “vemos que la ciudad de Ámsterdam tiene muchas oportunidades con el movimiento de la economía colaborativa; de hecho, la idea de bloquear esta nueva economía está anticuada”.

Para Haccou, es importante la “actitud abierta con relación a la economía colaborativa” de políticos, porque “hay que ser justo y encontrar un equilibrio entre los modelos tradicionales y los emergentes”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)


*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Twitter

El Ibex 35 cae un 1,12% pero el balance de la semana es positivo noticiasbancarias.com/bolsa/2…

Hace alrededor de 2 días del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress