El convenio de doble imposición entre EEUU y España, bloqueado

No Comentado

El convenio de doble imposición entre EEUU y España, bloqueado

El convenio de doble imposición entre España y EEUU, rubricado el pasado 14 de enero, está bloqueado en el Senado norteamericano por parte del senador Rand Paul, que mantiene su negativa a seguir adelante con la ratificación de éste y otros convenios similares, según la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España.

El 14 de enero de este año, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro y el embajador de EE.UU. en España, Alan D. Solomont, firmaron en la sede del Ministerio el protocolo que modifica el convenio entre el Reino de España y los Estados Unidos de América para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal.

El texto, que debía ser ratificado posteriormente por los respectivos parlamentos nacionales, fue negociado durante más de dos años y entrará en vigor tres meses después de dicha ratificación. Sin embargo, el senador Paul mantiene bloqueada en Estados Unidos la ratificación del citado convenio, que viene a sustituir al actualmente vigente, de febrero de 1990.

Para facilitar su aprobación, el presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España, Jaime Malet, ha remitido una carta al senador Paul, así como al presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales del Senado estadounidense, Robert Menendez, en las que les indica la importancia que para ambos países tiene la ratificación del citado convenio en materia de inversiones y les recuerda que el actual, firmado en 1990, ha quedado obsoleto.

Además, en las misivas Jaime Malet asegura que el nuevo convenio permitirá que la fiscalidad aplicada  a las transacciones comerciales entre ambos países no sea una barrera a su crecimiento, y añade que el protocolo firmado servirá para dar un nuevo impulso comercial entre las compañías de Estados Unidos y España.

El nuevo convenio de doble imposición incluye mejoras en el tratamiento de los dividendos, intereses y cánones, en las ganancias de capital y en el intercambio de información tributaria entre ambos países. En esta línea, para favorecer la inversión se reduce la carga impositiva sobre los dividendos y se amplía el ámbito para poder beneficiarse del tipo reducido o de los supuestos de exención.

Respecto a los intereses y cánones, se aplicará en general el principio de tributación en el país de residencia del inversor. Por su parte, el tratamiento de las ganancias de capital por venta de participaciones sustanciales en el capital de una empresa también ha sido objeto de modificación, mejorando la situación actual y, además, se ha establecido un nuevo mecanismo de arbitraje para resolver más ágilmente las diferencias entre administraciones, lo que supondrá menores costes en la práctica para los contribuyentes afectados.

Según datos del Gobierno español, EE.UU. representa el sexto destino de las exportaciones españolas y ocupa una posición parecida respecto de los proveedores de España. Los flujos de inversión directa de España en Estados Unidos se elevaron a 6.215 millones de dólares en 2011. La posición inversora de España en Estados Unidos ronda los 44.000 millones de dólares. Por su parte, Estados Unidos se mantiene como uno de los principales inversores extranjeros en España, con una posición inversora que asciende a 58.600 millones de dólares.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

La UE pide progresos en el “brexit” para hablar de transición aduanera noticiasbancarias.com/economi…

Hace alrededor de una hora del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress