¿Qué implica la limpieza de una caldera de gas?

No Comentado

Que-implica-la-limpieza-de-una-caldera-de-gas-768x384

Durante el invierno las calderas de gas son las encargadas de suministrarnos calefacción y, en muchos casos, agua caliente, por lo que es necesario que las cuidemos como es debido para evitar posibles averías.

Uno de los factores más importantes que debemos atender en una caldera es su limpieza y mantenimiento ya que, si se lleva a cabo de manera correcta, se consigue mejorar el rendimiento de la caldera y prolongar su vida útil.

Es recomendable que esta limpieza y mantenimiento los lleve a cabo el servicio técnico oficial de la marca de la caldera, puesto que es quien mejor conoce el producto y el proceso de mantenimiento en función del modelo de la caldera.

Puntos sobre los que el SAT oficial, realizar la limpieza y mantenimiento.

El servicio técnico, en función del modelo de caldera a la que se va a realizar la limpieza o mantenimiento, dispondrá del material adecuado así como del procedimiento indicado por el fabricante.

El SAT oficial procederá a revisar los puntos más sensibles como:

El ventilador, que se encarga de recoger el aire del exterior para comenzar la combustión, por lo que es uno de los componentes que más polvo acumula. Se debe limpiar con un cepillo para no evitar obstrucciones en  la circulación del aire.

El quemador juega un papel fundamental en la combustión. Es la parte a la que más atención se debe prestar en la limpieza, ya que es necesario que la alimentación del gas llegue sin problema para el buen funcionamiento de la caldera. Para ello se realiza la limpieza de las toberas, donde se produce la mezcla del gas con el oxígeno con el fin de que esta sea homogénea y genere una llama perfecta.

Los electrodos, que pueden ser de centro o bien de encendido, son los que hacen que la caldera se encienda, por lo que es importante controlar que estén a la medida adecuada así como que la señal que producen esté dentro de los valores indicados por el fabricante.

La carcasa y el panel de mandos se deberán limpiar solo con un paño humedecido con agua, sin utilizar ningún producto de limpieza ni detergentes fuertes o corrosivos.

Por último, el conducto de humo también es una parte importante, ya que si contiene suciedad se podría obstruir y dificultar así la salida de humos. Ello podría provocar una sobre presión en el hogar que haga que la caldera no funcione.

En : General

Sobre el autor

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

El Ibex retrocede un 0,11% en la apertura del martes noticiasbancarias.com/bolsa/2…

Hace alrededor de 6 minutos del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress