MasterCard y Visa se unen para mejorar la seguridad de los pagos

No Comentado

MasterCard y Visa, las dos mayores redes de pagos del mundo, han anunciado este viernes la conformación de un grupo nuevo entre diversas industrias, con el objetivo de mejorar la seguridad en el sistema de pagos tras una serie de violaciones de datos de alto perfil.

El nuevo grupo, que incluirá a bancos, cooperativas de crédito, empresas minoristas y grupos comerciales de la industria, se centrará, en un principio, en el establecimiento en Estados Unidos de la tecnología de chips EMV, que es considerada la más segura.

La tecnología de chips EMV, se emplea actualmente en Europa y Asia. Este tipo de tecnología permite almacenar la información en los chips informáticos en lugar de las tradicionales bandas magnéticas.

Las tarjetas con esta tecnología EMV son mucho más difíciles de falsificar y ofrecen una mayor protección de los datos sensibles a través de la codificación. También pueden requerir que los usuarios ingresen un número de identificación personal, o PIN, para hacer compras, sumando un nivel adicional de seguridad.

El uso de EMV es posible en las compañías Europay, MasterCard y Visa, que lanzaron la tecnología.

Esta iniciativa se presenta luego de que se registraran un número importante de filtraciones de datos en compañías minoristas de Estados Unidos. La más reciente afectó a la tienda por departamentos Target a finales del año pasado, lo que supuso el robo de casi 40 millones de datos de tarjetas de crédito y débito.

“Seguimos insistiendo en que los clientes de las minoristas en Estados Unidos reciban la misma protección que los consumidores en más de 80 países que cuentan con chips y un PIN que aseguran sus tarjetas de crédito y débito”, ha señalado en un comunicado Mallory Duncan, asesora general de la Federación Nacional de Minoristas.

MasterCard y Visa han establecido como plazo el mes de octubre de 2015 para que los minoristas estadounidenses adopten esta nueva tecnología de pagos.

“Las recientes filtraciones de alto nivel han servido como un catalizador para la necesaria colaboración entre las industrias minoristas y de servicios financieros sobre el problema de la seguridad de los pagos”, dijo Ryan McInerney, presidente de Visa.

Sin embargo, los bancos y las empresas minoristas han estado aplazando la mejora necesaria en la tecnología, al estar en desacuerdo sobre quién debería asumir el coste, que según expertos podría ascender hasta los 10 mil millones de dólares (7.207 millones de euros).

Target comunicó el mes pasado que ha estado acelerando el trabajo de un programa de 100 millones de dólares (72 millones de euros) para implementar el uso de tarjetas inteligentes con chip para protegerse de amenazas cibernéticas. La idea es contar con esta nueva tecnología para principios del 2015.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)