Crecimiento de la OCDE repuntó gracias a EEUU

Comment Off

Crecimiento de la OCDE repuntó gracias a EEUU

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha informado que el crecimiento económico en el conjunto repuntó en el segundo trimestre al 0,6 % -tras el 0,5 % registrado en el primero- gracias, sobre todo, al tirón constatado en Estados Unidos y también por la recuperación de Japón.

El organismo también ha explicado que el producto interior bruto (PIB) estadounidense subió un 1 % entre abril y junio, cuando entre enero y marzo el ascenso había sido del 0,5 %.

A través de un comunicado, la OCDE ha detallado que en Japón, se pasó de un retroceso del 0,2 % en el primer trimestre a una progresión del 0,5 % en el segundo.

También se constató una mejora, pero no tan marcada, en el Reino Unido, con un alza del 0,4 % entre abril y junio, después del 0,2 % entre enero y marzo.

Algo similar ocurrió en Alemania, al pasar el incremento del PIB del 0,4 % al 0,5 %.

En las otras dos grandes economías de la zona euro, la evolución fue algo diferente: en Francia el ritmo de expansión se mantuvo sin cambios en los dos trimestres (0,2 %) y en Italia hubo una desaceleración (del 0,3 % al 0,2 %).

En términos interanuales, el crecimiento económico se ralentizó en el conjunto de la OCDE, con un 2,5 % en el segundo trimestre, una décima menos que en el primero.

A comienzos del mes de agosto, la OCDE precisó que el ritmo de crecimiento de la economía española comienza a ofrecer síntomas de fatiga, en línea con las perspectivas de desaceleración detectadas para el resto de las principales economías de la zona euro, así como para el conjunto de países del ‘Club de países desarrollados’.

“El indicador para España apunta a una desaceleración del impulso de crecimiento”, confirmó a Europa Press un portavoz de la OCDE en referencia a la última lectura del índice compuesto de indicadores líderes (CLI), que en el caso de España bajó a 99,52 puntos en junio desde los 99,64 del mes anterior.

De este modo, este indicador diseñado para anticipar los puntos de inflexión de la tendencia de la actividad económica en el periodo de seis a nueve meses acumula seis caídas mensuales consecutivas en el caso de España, situándose en su nivel más bajo desde octubre de 2013.

Sobre el autor

Artículos Relacionados