Banco de España calcula que la economía crece 0,6% en el primer trimestre

Comment Off

Banco de España calcula que la economía crece 0,6% en el primer trimestre

El Banco de España ha ratificado esta semana su previsión de que la economía española crecerá este año el 2,2%, aunque ha disminuido una décima la contribución de la demanda nacional a ese crecimiento y ha aumentado otro tanto la aportación de la demanda externa.

En su Informe trimestral, el supervisor también mantiene que el crecimiento económico se moderará hasta el 1,9% en 2020 y el 1,7% en 2021.

En el primer trimestre, el Banco de España calcula que la economía española crecerá un 0,6%, una décima menos que en el último trimestre de 2018 aunque con un “ritmo de avance muy similar” al del pasado ejercicio.

En cambio, la inversión privada se ha visto afectada por el comportamiento desfavorable del sector exterior, que también ha deteriorado la actividad manufacturera pero no los servicios.

En general, la inversión residencial y empresarial es “menos desfavorable” que a finales del pasado año, aunque se observa una desaceleración en la venta de vivienda, según el informe.

El Banco de España apunta que la puesta en marcha de medidas de gasto marca un tono de la política fiscal expansivo y subraya que algunas de estas iniciativas podrían introducir “cierto estímulo” en la economía, pese a que existe “mucha incertidumbre” en torno a su cuantificación e implementación.

De acuerdo con el informe, en el primer trimestre del año, el empleo se habría ralentizado “con mayor intensidad” que la actividad, con un aumento de la ocupación del 0,4%, 0,2 puntos porcentuales menos que en el último trimestre de 2018.

En cuanto al conjunto de este ejercicio, “la desaceleración refleja, fundamentalmente, el empeoramiento del contexto exterior, que viene afectando negativamente a las exportaciones desde 2018 y que en el corto plazo contribuiría, a través de su impacto sobre la incertidumbre, a un cierto debilitamiento de la demanda privada”, asegura el organismo.

La entidad prevé que la economía española siga creciendo gracias a las mejoras competitivas logradas desde la crisis, el “tono acomodaticio” de la política monetaria, la buena situación patrimonial de empresas, familias e instituciones financieras, y la fiscalidad expansiva del actual Gobierno.

Las previsiones de IPC del Banco de España son de una tasa interanual media del 1,1%, el 1,6% y el 1,8%, respectivamente, en 2019, 2020 y 2021.

“En comparación con las proyecciones precedentes, el cambio más relevante en los supuestos sobre los cuales se condicionan las previsiones, en términos de su impacto sobre las variables finales, es un cierto empeoramiento de las perspectivas acerca de la evolución de los mercados de exportación de España, que se refleja en una revisión a la baja de 0,9 puntos porcentuales (pp), en términos acumulados”, asegura el documento.

Sobre el autor

Artículos Relacionados