La Fed observa signos de inestabilidad financiera

Comment Off

La Fed observa signos de inestabilidad financiera

La gobernadora de la Reserva Federal (Fed), Lael Brainard, ha advertido esta semana que se observan signos de inestabilidad financiera en Estados Unidos, por lo que cree que sería “prematuro” considerar un ajuste a la baja de los requisitos de capital y liquidez establecidos en la industria bancaria tras la crisis financiera de 2008.

La inflación parece estar bien anclada al alza en torno a nuestro objetivo del 2%, pero hay algunos signos de desequilibrios financieros. Nuestro análisis de vulnerabilidades sugiere que existen riesgos elevados en las valoraciones de los activos y en el apalancamiento empresarial”, ha aseverado Brainard, quien fue nombrada gobernadora del instituto emisor por el expresidente Barack Obama.

Ante este contexto, aunque ha asegurado que apoya los esfuerzos para identificar mejoras que hagan que la regulación sea menos onerosa, dice que es vital ser prudente con respecto a cualquier cambio material en el marco central de capital y liquidez, y pide que no se pierda de vista la salud financiera de los bancos de EEUU.

Para Brainard, lo prudente es esperar a ver cómo funciona el nuevo marco establecido tras la recesión bancaria de hace una década a través de un ciclo completo antes de llevar a cabo ajustes. “En este punto del ciclo resulta prematuro volver a revisar la calibración del capital básico y los requisitos de liquidez de las grandes entidades”, ha subrayado.

Algunos investigadores sugieren que las reglas de solvencia para los bancos actuales son demasiado pesadas para el sector y ahogan el crédito, pero, según la gobernadora, la evidencia sugiere todo lo contrario, pues las ganancias de la industria son fuertes y los préstamos bancarios han permanecido saludables durante los últimos años.

De hecho, ha asegurado que los bancos estadounidenses son “muy competitivos” si se comparan con sus pares internacionales, por lo que subraya que el nivel actual de capital es “un signo de fortaleza”. “Aunque hay una tendencia natural a cuestionar ‘los colchones’ cuando los tiempos son buenos, los costes asociados a no tener suficiente capital para absorber pérdidas se vuelven demasiado evidentes en una recesión”, ha argumentado.

“Cuando las pérdidas van en aumento, en general suele ser demasiado tarde para comenzar a construir amortiguadores, lo que quedó muy claro con las devastadoras consecuencias en algunos países durante la última crisis”, ha añadido.

Sobre el autor

Artículos Relacionados