EEUU vota a favor de evitar la doble imposición con España

Comment Off

EEUU vota a favor de evitar la doble imposición con España

El Senado de EEUU ha decidido por una amplia mayoría aprobar el protocolo para modificar el Convenio entre el Reino de España y los Estados Unidos de América, para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal respecto de los impuestos sobre la renta, que había sido pactado por los gobiernos de ambos países en 2013.

La votación del texto se saldó con el apoyo de 94 senadores y la única oposición de los republicanos Rand Paul y Mike Lee, mientras no votaron los senadores demócratas Michael Bennet, Kirsten Gillibrand y Kamala Harris, además del independiente Bernie Sanders.

De este modo, EEUU desbloquea la enmienda negociada en 2013 entre los gobiernos de Mariano Rajoy y Barack Obama para actualizar el anterior protocolo, que fue firmado en Madrid el 22 de febrero de 1990.

El nuevo protocolo supone una mejora y actualización del convenio en vigor, que favorecerá la inversión española en Estados Unidos y la estadounidense en España.

Entre otras provisiones técnicas que mejoran el intercambio de información y asistencia mutua entre las autoridades tributarias de los dos países, el protocolo establece reglas claras de limitación de beneficios para garantizar que estos estén efectivamente restringidos a los residentes en los dos países, brindando soluciones para
contribuyentes especiales.

En este sentido, la Junta de Gobierno de la Cámara de Comercio de EEUU en España (AmChamSpain) ha celebrado la ratificación por parte del Senado estadounidense del nuevo Convenio de Doble Imposición (CDI) suscrito entre los Gobiernos de España y Estados Unidos, destacando que el nuevo texto incluye mejoras como la extensión a 12 meses desde los anteriores 6 del tiempo mínimo requerido para considerar un establecimiento permanente.

Asimismo, se reduce la tasa general de retención de impuestos sobre pagos de dividendos entre compañías asociadas, que pasa del 10% al 5%, se elimina el impuesto a la retención de dividendos para las empresas matrices que posean el 80% o más de las acciones con derecho a voto en la entidad que paga durante 12 meses, así como la renuncia de ambos países a su derecho a gravar en origen las ganancias de capital de las acciones, con la única excepción de las acciones de las sociedades holding inmobiliarias.

“El nuevo Convenio favorecerá a España como destino inversor de empresas estadounidenses en comparación con otros países europeos que hasta hoy gozaban de mejores convenios, y supondrá un impulso para las empresas españolas cuyas filiales compiten con otras empresas de matriz extranjera con un marco fiscal hasta ahora más favorable en los EEUU”, ha destacado el presidente de AmChamSpain, Jaime Malet.

Sobre el autor

Artículos Relacionados