La OCDE destaca el crecimiento de Israel, y también su desigualdad social

Comment Off

La OCDE destaca el crecimiento de Israel, y también su desigualdad social

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha publicado en su informe anual que la economía israelí continúa al alza, pero que la desigualdad económico-social es grande, así que propone reformas en educación, en el ámbito de las infraestructuras y de la producción.

La OCDE, que agrupa a 35 países miembros, entre ellos Israel, señala en su último informe que la economía israelí ha crecido en una media de 3,3 % desde el año 2000, más que la mayoría de los países de la organización, y que los israelíes muestran un nivel de satisfacción con sus vidas más alto que en los demás países miembros.

El informe indica que este “impresionante crecimiento” se debe en gran parte al fuerte incremento de la población, a los bajos niveles de interés, a la “prudente política financiera” y al dinamismo de su sector de la tecnología punta en el mercado exterior.

Sin embargo, también puntualiza que la sociedad israelí está marcada por la falta de cohesión social y por grandes disparidades socio-económicas, lo cual amenaza a los buenos resultados generales.

El desempleo ha descendido entre los sectores más deprimidos de la población, que son el árabe israelí (palestinos que se quedaron dentro de las fronteras de Israel tras la creación del Estado israelí) y los judíos ultraortodoxos, pero la pobreza es una lacra en ambas comunidades, llegando al 50 %.

En este sentido, el informe recomienda llevar a cabo políticas de integración de esos dos grupos, algo que señala como crucial, ya que a mediados de siglo alcanzarán la mitad de la población del país.

Además, el déficit en infraestructura y transporte también contribuye a las desigualdades sociales, indica la OCDE.

El descubrimiento de yacimientos de gas natural en el fondo marino ha impactado positivamente en la economía, y se espera que los dos grandes yacimientos descubiertos en 2009 y 2010, Tamar y Leviatán, igual que otros más pequeños, sean suficientes para abastecer al país durante más de 50 años, reemplazando los recursos de aceite y carbón de importación.

Según la OCDE las amenazas a la economía podrían provenir de la inestabilidad geopolítica y la intensificación de la campaña de boicot contra Israel, BDS (movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones al Estado israelí), que pueden debilitar tanto la demanda interna como externa, apunta el estudio.

“A pesar de todo, la economía israelí disfruta de su décimo quinto año consecutivo de crecimiento”, confirma el texto.

Sobre el autor

Artículos Relacionados