Comisión Europea no aprueba el estándar WiFi

Comment Off

Comisión Europea no aprueba el estándar WiFi

Los estados miembro de la UE han rechazado el reglamento aprobado por el Parlamento Europeo y la Comisión Europea por el que el continente apostaba por la tecnología WiFi en detrimento del 5G.

Esta iniciativa impulsada por Violeta Bulc, comisaria europea de Transporte, tuvo el voto en contra de 21 de los 28 países.

La tecnología 5G es indispensable para el desarrollo del vehículo autónomo. En este debate, compañías como Volkswagen, Renault o Toyota se posicionan del lado del WiFi.

El Plan de acción 5G de la UE contempla que todas las “rutas de transporte terrestre principales [para] tengan una cobertura 5G ininterrumpida para 2025”, por lo que la adopción del estándar WiFi no incentivaría este objetivo. A la vista de esta dicotomía, los operadores de telecomunicaciones han apostado por trabajar en ambas y otras vías.

Al salir rechazada, la propuesta queda en saco roto y se tendrá que volver a tramitar desde cero un nuevo estándar. Tendrán que pasar muchos meses, sea cual fuere, debido a la transición de una legislatura a otra del Parlamento Europeo.

Todo apunta a que la celeridad con la que Bulc impulsó la norma que imponía la tecnología basa en la red WiFi no se tramitó por el conducto reglamentario habitual. No quedaba claro que se respetase el principio de neutralidad tecnológica que rige la UE. Sobre la posición española en este debate, Francisco Polo, secretario de Estado de Avance Digital en funciones, afirmó antes de las Elecciones Europeas que iba “a apostar por el coche conectado con el 5G, nos tengamos que enfrentar a quien nos tengamos que enfrentar”.

La tecnología 5G es la clave de que EEUU ataque a China a través de Huawei; es una guerra comercial por el control de las futuras redes. Europa, puntera en el coche conectado, debería aprovecharlo para ganar terreno en la tecnología 5G, según GSMA, la sociedad que organiza el Mobile World Congress que se celebra en Barcelona.

La francesa Christine Lagarde, como cabía esperar tras las últimas informaciones, estará al frente del Banco Central Europeo (BCE). El primer ministro belga, Charles Michel, se hará con la presidencia del Consejo europeo.

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, será el próximo jefe de la diplomacia europea y sustituirá así a la italiana Federica Mogherini en el cargo, en virtud del acuerdo sellado entre los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho para la renovación de los altos cargos de la UE.

Borrell también será vicepresidente de la Comisión Europea, cargo que compagina el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE desde finales de 2009 tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. El objetivo era reforzar la coherencia y coordinación entre las diferentes carteras en el Ejecutivo comunitario que guardan relación con los Asuntos Exteriores, entre ellos Desarrollo y la Política de Vecindad.

Sobre el autor

Artículos Relacionados