Las autopistas rescatadas ganaron 36 millones de euros en 2018

Comment Off

Las autopistas rescatadas ganaron 36 millones de euros en 2018

Las ocho autopistas de peaje que el Estado rescató el pasado año generaron un beneficio neto conjunto de 36,78 millones de euros durante 2018, su primer ejercicio bajo la esfera pública.

Seittsa, la compañía del Ministerio de Fomento que explota estas vías, destinará estas ganancias a realizar reparaciones y actuaciones en estas infraestructuras.

De esta forma, “garantizará” su “perfecto estado”, “resentido” por la “falta de inversión de las sociedades que tenían su concesión” ante de que quebraran durante los años de la crisis. De hecho, Fomento cifró en 300 millones de euros el déficit de inversión que presentaban las vías cuando asumió su control.

En el primer año como nueva empresa nacional de autopistas, Seittsa contabilizó una cifra de negocio de 74,10 millones de euros de euros por el cobro de peaje a los usuarios.

Las radiales R-3 y R-5 de Madrid son las que más ingresos reportaron, de 16,06 millones, por delante de la R-4, que generó 15,34 millones, y la R-2, con otros 13,21 millones.

En el lado opuesto, la M-12, que une la capital y el aeropuerto de Barajas, es la que menos factura por peajes, 3,79 millones en 2018. De su lado, los tramos de la AP-7 entre Cartagena y Vera y en la Circunvalación de Alicante contribuyeron con 8 y 5 millones de euros, respectivamente.

La contención de los gastos de las vías, fundamentalmente los de explotación y personal, permitió que generaran ganancias a pesar de la provisión de 1.084 millones que Seittsa realizó por este nuevo negocio.

Las cuentas de esta firma de 2018 aún no incluyen la aportación de la novena autopista quebrada, la AP-41 Madrid-Toledo, dado que su rescate tuvo ya lugar en 2019. De igual forma, no recoge impacto alguno de la rebaja del 30% en el peaje de estas vías, que además pasaron a ser gratuitas por la noche, dado que se aplica desde enero.

El beneficio de esta nueva actividad, más el de 21 millones derivado de la construcción de carreteras y tramos de AVE por encargo del Ministerio, llevó a Seittsa a cerrar el año 2018 con una ganancia total de 57,8 millones de euros.

La explotación de las autopistas quebradas empieza así a dar ganancias a las ‘arcas públicas’ mientras está pendiente de calcular la ‘factura’ que también supondrá al erario su rescate. Se trata del importe, estimado en 2.000 millones por el Gobierno, pero que el sector eleva a unos 5.000 millones, a pagar a sus exconcesionarias por la inversión que realizaron en su construcción.

Sobre el autor

Artículos Relacionados