Deutsche Bank pronostica un crecimiento más lento en China

No Comentado

41930Deutsche Bank Frankfurt_3

Deutsche Bank, banco de investigación global y la entidad financiera más importante de Alemania, considera que China se verá afectada en su crecimiento económico debido a la crisis que asola en Europa y en EEUU.

Deutsche Bank considera que China se verá marcado por un crecimiento de su economía más lento, el mayor freno en toda una década  debido al enfriamiento de sus exportaciones. La economía de mercado del gigante asiático también se verá castigada  a raíz de las incertidumbres procedentes de su sector inmobiliario, la deuda de sus gobiernos locales y sus nuevos líderes políticos.

La segunda economía de mundo protagonizará un crecimiento de su Producto Interior Bruto (PIB) del 7,8 y 8,8% en el 2012, según los pronósticos de Deutsche Bank y que coinciden con las estimaciones ya publicadas la semana pasada por los economistas del ejecutivo chino, quienes marcaron un PIB del 8,9%, la tasa más baja en 10 años. En cifras anteriores, el PIB chino redujo su crecimiento hasta un 9,1% en el tercer trimestre del año, con una tendencia a la baja en relación con el 9,5% del segundo trimestre y del 9,7% del primero.

En cuanto a las exportaciones, el banco alemán revela un posible descenso con un crecimiento de un 8% en el primer trimestre y que retrocederán hasta el 6% en el segundo y tercero. En el 2012, el mercado de la exportación chino registrará un repunte del 9% como consecuencia de la crisis vivida en Europa y EEUU, los mayores clientes de la locomotora china.

Por lo que respecta al sector inmobiliario del gigante asiático, éste podría presentar mayores preocupaciones, tras haber apuntado caídas  del 40% en los últimos meses, indica el banco. La inmobiliaria china ha puesto el freno de mano desde que el precio de la vivienda multiplicara por 45 el salario medio anual chino.

La semana pasada, el Gobierno de China puso en marcha su descongestión monetaria al rebajar en medio punto el índice de caja bancario, el primer en tres años y que se traduce en la puesta en circulación la suma de 63.000 millones de dólares (alrededor de los 47.000 millones de euros).

Por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), China llegará a tener una inflación del 3% el año que viene, un porcentaje alentador después de los máximos del 6,5% establecidos el pasado mes de julio.

Es por tanto que China adoptará una velocidad más ligera de su crecimiento económico en el 2012, pero los resultados serán positivos en un contexto marcado por la incertidumbre global y crecimiento desigual. Los países desarrollados avanzarán un 2%, es decir, un 1,8% para EEUU y un 1% para la UE, y las economías emergentes se quedarán con un 6%.

 

 

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter