Barclays busca un banco para vender su filial española

No Comentado

Barclays llegó a España en 1974, pero ahora, después de 40 años, la entidad enfrenta un grave problema por la crisis del país.

Desde 2011 hasta septiembre de 2013 ha perdido 681 millones y acaba de prescindir de dos de los principales ejecutivos.

Durante el año 2013, Barclays España inició un cambio de modelo de negocio para centrarse en clientes de alto patrimonio. Todo este cambio estuvo a cargo de Jaime Echegoyen, que renunció en enero pasado.

De acuerdo con fuentes relacionada con el mercado, Barclays ha decidido buscar un banco de inversión para saber cuánto podría ofrecer un competidor por su filial española.

Dentro de las apuestas se habla de Merrill Lynch y Morgan Stanley como los mejor posicionados para el negocio.

En España, las tres variantes de Barclays han sido el negocio inmobiliario, la cartera de deuda y las miles de hipotecas con bajísimos diferenciales

Barclays España ha concedido créditos por valor de 20.475 millones y depósitos de 13.854 millones. En 2013, el activo total ascendía a 23.162 millones, un 21% más pequeño que al inicio de la crisis.

La situación de la venta de la empresa no afectaría de manera relevante a los actuales clientes, el único cambio sería que pasarían a trabajar con otra entidad.

Barclays España es la entidad número 15, solo por delante de Banca March y otro extranjero, Deutsche Bank, entre las entidades más relevantes dedicadas a la banca comercial.

Barclays ha tenido una situación muy movida en todo el mundo, sobre todo por la banca de inversión.

La institución ha estado envuelta en escándalos por la venta incorrecta de bonos estructurados y las altísimas remuneraciones que recibieron los ejecutivos mientras el banco asumía grandes pérdidas.

Durante 2013, la empresa renovó a todo el equipo directivo y Antony Jenkins se puso al mando. El año pasado tuvo que ampliar capital en casi 15.000 millones por las exigencias del regulador británico.

El año pasado, Barclays anunció que se desprendía de casi toda su cartera de bonos del Tesoro, cansado de realizar dotaciones.

Para el año 2011, Barclays declaró la mayor morosidad en créditos al sector constructor y promotor. Aunque ha realizado fuertes dotaciones, Barclays todavía reconoce que tiene 1.560 inmuebles en proceso de adjudicación o desahucio.

Los errores en la crisis han castigado a Barclays, pero los expertos recuerdan que los problemas comenzaron en 2003, cuando pagó 1.140 millones para comprar el Banco Zaragozano, cuyo perfil de negocio no encajaba con el de la institución.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)