BBVA aboga por “desdramatizar” el posible rescate a España

No Comentado

BBVA

El economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech, ha dicho hoy en rueda de prensa que se debería desdramatizar a la hora de hablar del rescate a España, que él prefirió llamarlo “ayuda financiera”, y dijo que es una palabra estigmatizada, cuando debería ser todo lo contrario.

Al respecto, advirtió que quién dramatiza sobre esta cuestión no percibe la ventaja que supone para la economía española de pertenecer a un club de países “lo suficientemente ricos como para que nos puedan dar una ayuda financiera”, y recordó la aprobada el pasado mes de julio para la banca.

Recordó que otros países en el pasado han tenido que hacerlo ellos solos, lo que les ha supuesto importantes contracciones de su actividad económica.

A su juicio, la citada ayuda “bien diseñada” permitiría una reducción significativa de las tensiones financieras y de las primas de riesgo que sería muy beneficiosa para la economía española en su conjunto, y también para eliminar ciertas incertidumbres en los mercados financieros internacionales que afectan negativamente a la confianza de las empresas y consumidores españoles.

Para Doménech, sería importante que se haga esa ayuda financiera, “a diferencia de lo que hemos visto con otros países europeos, evitando sacar al Tesoro del mercado, porque no tiene que ser para cubrir las necesidades de financiación de las administraciones públicas españolas”.

La ayuda financiera tiene que servir, según Doménech, para intervenir en los mercados a través del Banco Central Europeo o del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, para que las Administraciones tengan un acceso a los mercados mucho mas cierto, con menos incertidumbres y menores tipos de interés.

Por otra parte, y hablando del sector financiero, este experto ha explicado que las pruebas de esfuerzo a la banca española han puesto de manifiesto “una estructura muy heterogénea en los riesgos que han asumido, y que hay entidades que obviamente lo han hecho mal y ahora están pagando esas consecuencias”.

Subrayó asimismo que “los mercados no siempre discriminan perfectamente y que eso ha afectado, ya que las incertidumbres sobre la situación de la calidad de los balances de algunas entidades ha contaminado a la prima de riesgo de España e indirectamente al resto de empresas españolas, incluido a las del sector financiero que estaban bien”.

Apuntó además que el banquero que lo haya hecho mal debería “pagar las responsabilidades que tiene que pagar”.

Concluyó que España necesita ahora un sector financiero que, tras su reestructuración y la mejora del acceso de España a los mercados, sea capaz de captar recursos que puedan poner a disposición de las empresas que necesitan crédito para generar actividad y empleo.

 

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)