18.3 C
Madrid
sábado, mayo 28, 2022
Inicio General ¿Cómo preparar la jubilación sin un plan de pensiones?

¿Cómo preparar la jubilación sin un plan de pensiones?

Jubilación sin un plan de pensiones

Los planes de pensiones son la forma fundamental en la que los españoles basan su jubilación: un 40% de los hogares españoles ahorra de esta manera siendo, bajo las últimas cifras publicadas por el Banco de España, unos 900.000 millones de euros los mantenidos en depósitos bancarios. De esta forma, el perfil del ahorrador conservador es el que más se extiende en la geografía española, un tipo de trabajador que destina todos los meses un porcentaje determinado de su sueldo hacia un depósito que podrá disponer una vez que concluya su periodo natural de trabajo.

No todos los productos de ahorro para la jubilación son iguales y no existen únicamente los planes de pensiones dedicados a ello. En este artículo, nombraremos y explicaremos alguna de las alternativas para que puedas disfrutar de una determinada cantidad de dinero en el momento en el que te retires:

  • Invertir con roboadvisors: Este gestor automatizado de inversiones se encargará de gestionar tu dinero de manera automática tal y como lo haría un asesor financiero o las carteras perfiladas de los bancos. En este caso, requiere una inversión inicial que parte de los 150€ en España y que no requiere un excesivo conocimiento en finanzas por parte del inversor. Entre sus ventajas se encuentra la de los bajos costes y comisiones competitivas en un mercado regulado y controlado, el proceso automatizado que sigue a partir de su naturaleza algorítmica o la gestión online.
  • PIAS: Los Planes Individuales de Ahorro Sistémico forman otra de las alternativas a los planes de pensiones tradicionales ya que son complementarios a la pensión pública. Estos consisten en que, en un plazo periódico que suele ser mensual, el usuario aporte un porcentaje pequeño de su sueldo a la prima de un seguro de vida. Cuanto más enfocado esté el PIAS al ahorro, menor será el importe por el seguro y también será menor la cantidad recibida por fallecimiento repentino.
  • Fondos de inversión: En este caso, este producto financiero invertirá en una cartera de activos dependiendo de la política y el perfil de riesgo que prefiera el usuario. El fondo de inversión estará siempre disponible y, en general, se pagarán menos impuestos al recuperar el dinero.
  • Inversión en bolsa: Siguiendo una política similar a los planes de renta variable que invierten directamente en los mercados, la bolsa supone otra de las opciones para obtener una cierta cantidad de dinero en la jubilación. Uno de los mayores riesgos es que tiende a ser mucho más volátil que un plan de pensiones, sin embargo, sí que podrás convertirte en el propio gestor de tus inversiones.
  • Inversión inmobiliaria: A diferencia de los planes de pensiones, es necesario un gran desembolso inicial de dinero y, en general, una hipoteca. No obstante, comprar y posteriormente alquilar un piso supone una fórmula alternativa para complementar la pensión pública, de la que podrás obtener rentabilidad no solo cuando te jubiles, sino cuando el alquiler del piso supere al importe de la hipoteca y compense los gastos iniciales.

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -