¿En qué consiste la figura de un perito judicial?

Comment Off

perito judicial

Hoy en día, existen diferentes figuras legales que causan mucha confusión en la sociedad. El perito judicial es una de esas figuras, imprescindible en determinados casos, pero de la que en general no se tiene un conocimiento adecuado. Hay quien piensa que para ser perito es necesario estudiar el grado de derecho, algo que está totalmente equivocado. Si se parte de la base de este desconocimiento, es muy probable que no se sepa cuándo es necesario recurrir a uno de estos peritos judiciales.

Un perito judicial es alguien que dispone de los conocimientos necesarios para clasificar o cuantificar algo relacionado con un campo en concreto, no necesariamente en un juicio. Por ejemplo, podemos encontrarnos con peritos inmobiliarios, tasadores y hasta peritos médicos. En definitiva, un perito es experto en la especialidad en la que se formado o en la que lleva trabajando mucho tiempo.

Además, el perito judicial cuenta con el reconocimiento de un tribunal para presentar informes que ayuden a esclarecer determinados casos. Para ello, pone a disposición del juez todos sus recursos, como las técnicas necesarias para presentar un dictamen fiable, y se encarga de hacer llegar la información que se le solicita.

Ante cualquier caso, el perito judicial debe ser sobre todo imparcial, ver las cosas desde un ángulo objetivo que no esté condicionado por prejuicios o intereses de parte. También, tiene que contar con la capacidad de actuar de forma independiente, sin presiones, con el fin de determinar de forma clara e inequívoca que lo que ha determinado se sujeta solo a esos principios de imparcialidad.

No se puede hablar únicamente de un tipo de perito judicial, ya que las competencias para las que se puede necesitar un perito judicial son muy amplias. Por ello, el perito solo aceptará encargos que se ajusten al campo en el que tiene conocimientos.

Evidentemente, para conseguir el mejor resultado se necesita un método de trabajo. Uno que garantice la fiabilidad de los informes. Por ello, a un perito se le pide que sea organizado y sumamente concienzudo en cada actuación, ya que una equivocación puede ser devastadora.

En conclusión, un perito judicial es alguien experto en su campo, que puede ser perito judicial económico, administrador perito judicial, perito judicial trabajo social… cuando un juez requiere de sus servicios y cuenta con el conocimiento necesario para hacerlo.

En : General

Sobre el autor