32.6 C
Madrid
jueves, mayo 30, 2024
Inicio General TAE y TEDR no son equiparables en las tarjetas revolving

TAE y TEDR no son equiparables en las tarjetas revolving

TAE y TEDR no son equiparables en las tarjetas revolving

Las tarjetas revolving son tarjetas de crédito diferentes a las tradicionales, y con frecuencia presentan una serie de términos y condiciones especiales. Estas tarjetas revolving son una de las opciones de financiamiento más populares, pero es importante entender los aspectos que las diferencian con el fin de tomar la mejor decisión y conocer, en todo momento, cuál es el tipo de interés que firmamos. En el caso de que este sea excesivo, el servicio de reclamación de tarjetas revolving de Sello Legal es una de las maneras más efectivas de reclamar la falta de transparencia de la entidad bancaria hacia la prestación que han facilitado a través de las tarjetas.

El director de Sello Legal, Íñigo Serrano, asegura que es necesario tener una visión clara acerca de los términos que envuelven a las tarjetas revolving: TAE (Tipo Anual Equivalente) y el TEDR (Tasa Efectiva para la Devolución de Saldos). El artículo de su blog sobre el TAE y TEDR en tarjetas revolving habla sobre estos dos acrónimos de la siguiente manera:

El TAE es uno de los factores clave para tener en cuenta al comparar tarjetas revolving. Se trata de la tasa de interés que se aplica a la deuda, como si se tratara de un préstamo a un año. El TAE se calcula a partir de la tasa de interés nominal y los gastos fijos asociados a la tarjeta. Los gastos fijos incluyen cualquier carga o comisión aplicable a la tarjeta, como puede ser la cuota anual, las comisiones por retirada de efectivo, por adelantos en efectivo, por reembolso parcial o por pagos mínimos. Puesto que el TAE incluye todos los cargos y comisiones y se calcula como si toda la deuda se devolviera a un año, es el indicador más adecuado para comparar dos tarjetas revolving con diferentes tasas de interés nominales y cargos.

Por otro lado, el TEDR es otra tasa de interés que se aplica a la deuda de la tarjeta revolving. También se conoce como tasa de interés variable, pues se calcula teniendo en cuenta la tasa de interés nominal y la cantidad de saldo que se debe a la entidad crediticia. Al igual que con el TAE, el TEDR también incluye los cargos y comisiones, pero no tiene en cuenta el plazo para pagar la deuda. El TEDR es útil para saber la cantidad exacta a pagar a la entidad crediticia y está muy relacionado con la cantidad de deuda que se debe.

En definitiva, el TAE y el TEDR son dos factores clave a tener en cuenta al comparar tarjetas revolving. El TAE es una tasa de interés equivalente a un año que incluye los gastos fijos asociados a la tarjeta, mientras que el TEDR es una tasa de interés variable que se calcula teniendo en cuenta el saldo pendiente de la tarjeta. Los dos son útiles para comprender los diferentes aspectos de las tarjetas revolving y ayudar a tomar la mejor decisión financiera. No obstante, si esta determinación no es correcta por la falta de transparencia por parte de la entidad bancaria, despachos como Sello Legal se especializan en reclamar este tipo de servicios.

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -