La UE se mantiene dividida ante el acuerdo comercial con Mercosur

Comment Off

La UE se mantiene dividida ante el acuerdo comercial con Mercosur

El acuerdo de libre comercio que la Comisión Europea cerró hace más de un año con los países de Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) sigue provocando serias dudas en varias capitales de la Unión Europea, cuyos gobiernos y parlamentos nacionales deben dar su visto bueno para que el pacto se materialice.

“No todo el mundo está de acuerdo en este tema y, definitivamente, necesitaremos tener más discusiones entre nosotros”, ha advertido el comisario de Mercado Interior, el francés Thierry Breton, en declaraciones a la prensa en Berlín.

Los ministros europeos responsables de Comercio se reúnen de manera informal en la capital alemana para reflexionar sobre el nuevo rumbo que quieren para la política comercial europea y también otros asuntos como el perfil más adecuado para tomar el relevo al frente de la Organización Mundial del Comercio (OMC), sin un candidato europeo con el aval de la UE sobre la mesa.

La cuestión de Mercosur no está formalmente en la agenda, pero Breton ha revelado que el asunto preocupa a los Veintisiete y por ello fue abordado la víspera durante la cena que tuvieron los ministros a su llegada a Berlín.

Tras dos décadas de complejas negociaciones y largos ‘impasse’, la Unión Europea y los países de Mercosur anunciaron en 2019 un acuerdo de asociación y libre comercio que, sin embargo, debe resolver aún flecos y superar la ratificación en los parlamentos nacionales y europeo.

En este contexto, varios Estados miembros han expresado sus reservas, sobre todo ante la grave deforestación de la Amazonía en Brasil, país al que Francia, Alemania y otros reprochan falta de compromiso con la lucha contra el cambio climático y con el Acuerdo de París.

En el caso particular de Francia, sigue oponiéndose al acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur en su estado actual y considera que la deforestación es un problema “mayor”, indicaron las autoridades francesas el pasado 18 de septiembre.

Tras recibir un informe de un comité de expertos independientes que alerta de los riesgos medioambientales que supondría la entrada en vigor del acuerdo, el gobierno francés presentó tres “exigencias” para seguir con las negociaciones, incluido el respeto del Acuerdo de París contra el cambio climático.

También reclama que las importaciones al bloque procedentes de los países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay) respeten las normas sanitarias y medioambientales europeas.

Sobre el autor

Artículos Relacionados