Deutsche Bank España aumenta su beneficio un 31%

Comment Off

Deutsche Bank España aumenta su beneficio un 31%

Deutsche Bank España ha aumentado su beneficio un 31%, hasta los 35,92 millones de euros, entre los meses de enero y septiembre del presente año.

La entidad financiera ha informado que ha elevado un 7,31% el margen de intereses a pesar de la presencia de los tipos de interés cero y un 2,95% los ingresos por comisiones. Estos datos excluyen sus ingresos en banca de inversión con empresas españolas, que se contabilizan en Londres, así como también parte de los ingresos por venta de productos de inversión y de la división transaccional (avales, financiación a la exportación, custodia y gestión de tesorería).

Los analistas han explicado que estos resultados son consecuencia “del plan de inversiones acometido por la matriz en España y por la limpieza realizada para sacar del balance casi toda su exposición inmobiliaria, que ahora es testimonial y no resta beneficios”.

El grupo financiero aprobó un plan de inversión de 300 millones de euros para crecer en España e Italia. Por esta razón, ha contratado más gestores personales y ha reestructurado su red de oficinas, con el objetivo de cerrar las más pequeñas y aumentar el peso del resto, para poder crecer en clientes de poder adquisitivo medio y alto.

En el año 2016, Deutsche Bank España hizo su gran saneamiento inmobiliario cuando traspasó deuda y activos inmobiliarios valorados en 430 millones de euros. Esta limpieza se completó el año pasado con la venta de un lote de créditos morosos de pymes por 300 millones de euros. Gracias a estos traspasos, la morosidad del banco se ha reducido en torno al 4,5%. Los inmuebles adjudicados tienen un peso en el balance del 0,12%.

España es la tercera filial europea de Deutsche Bank por tamaño, ubicándose por detrás de Reino Unido y de Italia. Tiene una red de 180 sucursales, a las que se suman 18 centros de asesoramiento de banca privada y 40 centros de empresas. Su plantilla cuenta con 2.218 empleados.

La banca de familias y empresas supone el 40% de sus ingresos; la actividad de gestión de activos y de grandes patrimonios, otro 10%; y la banca corporativa y de inversión, un 50%.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados