BBVA celebra el primer año de su nueva identidad de marca

Comment Off

BBVA celebra el primer año de su nueva identidad de marca

En junio de 2019, BBVA anunciaba la unificación de su marca y logo en todo el mundo. Actualmente, la nueva identidad de marca acelera su implantación en todos los activos físicos y digitales del ‘banco azul’ en los diferentes países, gracias al esfuerzo de los equipos locales.

En menos de un año, la nueva identidad de marca de BBVA se ha hecho grande. Un crecimiento que se manifiesta en su destacada presencia en los edificios corporativos, las plataformas tecnológicas y ‘apps’, las sucursales, la publicidad y también en los numerosos reconocimientos llegados desde el mundo empresarial.

Para el Grupo BBVA, la nueva imagen global no solo ha supuesto un hito empresarial sino una nueva fortaleza. En este sentido, ha permitido  unificar bajo una única propuesta de valor la oferta a sus clientes en todos los mercados: la mejor experiencia de usuario para ayudarles a gestionar sus finanzas y mejorar su salud financiera, siempre apalancados en la tecnología y los datos.

Para Carlos Torres Vila, “ahora somos un solo BBVA, con un logotipo moderno, fresco, dinámico, que representa la creación de oportunidades”, tal como lo recordó durante la presentación de resultados anuales, el pasado mes de enero. El presidente de BBVA también destacó el espíritu pionero de la entidad en la digitalización y la búsqueda de soluciones, que tiene su mejor reflejo en una marca común.

Tras su presentación en abril de 2019 a los empleados y la puesta de largo a clientes en junio de ese año, la nueva marca de BBVA se ha hecho presente en el paisaje urbano de grandes capitales como Buenos Aires, Lima, Ciudad de México, o Madrid gracias a un equipo de más de 4.000 colaboradores en todo el mundo. También se ha adaptado en tiempo récord una parte muy relevante de aquellos activos digitales que están más cerca de los clientes, como las ‘apps’ de banca móvil y las webs transaccionales, tanto para particulares como para empresas o los cajeros automáticos.

Como era previsible, la implantación de la nueva identidad afronta actualmente algún retraso como consecuencia de la pandemia del COVID-19, pero la actividad comienza a recuperarse gradualmente.

Hasta ahora, más del 82% de los edificios corporativos ya cuentan con la nueva imagen de marca, al igual que casi el 80% de las sucursales y más del 90% de los cajeros automáticos (ATM) repartidos por todo el mundo.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados