La mejora de la competitividad industrial elevaría un 2,3% el PIB

No Comentado

La mejora de la competitividad industrial elevaría un 2,3% el PIB

Una mejora en la competitividad de la industria española, particularmente a través de la productividad de los empleados y la inversión en investigación y desarrollo, incrementaría en un 2,3 % el producto interior bruto (PIB) español, según un informe de la auditora PricewaterhouseCooper (PwC).

El informe identifica los factores que lastran la industria española, en comparación con la de los países de su entorno, y define las “claves” para mejorar su competitividad.

Así, el documento concluye que una mejora de la productividad de los empleados se traduciría en un aumento de la actividad industrial del 1,13 % y que un impulso en la inversión de investigación y desarrollo, en un 1,17 %, lo que en conjunto supondría un crecimiento del PIB español del 2,3 %.

Estas cifras podrían ser aún mayores si se impulsan otras claves, como el aumento del tamaño medio de las empresas, la mejora de la calidad de la educación o la reducción de las cargas administrativas.

El informe refleja que por cada euro de PIB generado de forma directa por la industria en su conjunto se generan 1,14 euros adicionales de forma indirecta, es decir, “en la cadena de sectores proveedores”. De manera similar, por cada empleo directo en la industria se generan 1,03 empleos indirectos y 0,4 inducidos.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, destacó durante su intervención en la necesidad de reindustrializar España y aludió particularmente al lastre de los costes energéticos.

Soria reconoció que España tiene “un problema serio de competitividad vía costes energéticos”, ya que el peso medio de este recurso para la industria nacional es superior al de sus competidores, algo que el Gobierno pretende resolver con la reforma energética aprobada el pasado mes de julio.

Mientras tanto, el presidente de PwC España, Carlos Mas, defendió que “el sector industrial es clave para la recuperación económica” porque, entre otras razones, constituye “el puente de optimismo que necesitamos para el futuro”.

Además, son proyectos que combinan el “enfoque local” con la necesidad de internacionalización, aunque reconocía que “no todas nuestras empresas industriales entienden bien la necesidad de inventarse, de innovar”.

La internacionalización “no debe ser un recurso solo en momentos de crisis”, consideraba, para añadir que “tiene que ser una estrategia permanente y central en la estrategia económica empresarial”.

De la misma manera, la presidenta de Siemens España, Rosa García, aseguraba que “para salir de la crisis lo que este país necesita es más y mejor industria”, como demuestra el hecho de que los países que mejor han resistido la situación económica son aquellos que basan su economía en este sector.

García apostó, al igual que la del informe, por fomentar la creación de empresas más grandes, que invierten más en investigación y tienen más facilidades para exportar; el acceso a una energía barata, con “certidumbre” sobre “cuánto va a costar en los próximos años”, y la inversión en investigación.

A esto añade una mejora de la productividad de los empleados, que, a su juicio, debe alcanzarse a través de la formación, porque “los reajustes salariales no son la solución definitiva”.

A primera hora de la mañana en el pleno del Congreso, el PNV reclamaba a Soria medidas ante la pérdida de competitividad de las empresas ante la subida de tarifas eléctricas y que pueden acarrear cierres, despidos o deslocalizaciones.

Ante esto, Soria defendió que las medidas que se han tomado a largo de 2012 y 2013 en el sector energético están encaminadas a incrementar la competitividad industrial e insistió en que el Gobierno tenía dos alternativas: o adoptar medidas para frenar el incremento del déficit de tarifa o aumentar las tarifas eléctricas en un 42 %.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)