Iberia: 70 años de unión con América Latina

No Comentado

iberia

Fue la primera aerolínea en volar entre Europa y América Latina, hoy es la aerolínea líder en ese mercado y ha colocado el aeropuerto de Madrid como la referencia para unir ambos continentes. Consulte el especial ‘Proyectos extraordinarios en América’

Cruzar la extensión del Atlántico en 1946 era bastante crítico. Entonces había que calcular a la perfección el peso de todo lo que viajaba a bordo de un avión: tanto el equipaje facturado, como el de mano e incluso el peso de los propios pasajeros.

Iberia marcó un hito el 22 de septiembre de ese año. Un avión cuatrimotor DC4 partió desde Madrid con destino a la capital argentina de Buenos Aires haciendo de la compañía española la primera empresa europea en unir el viejo continente con América Latina después de la Segunda Guerra Mundial. El cronómetro empezó a contar desde entonces, y hasta hoy: Iberia cumple 70 años conectando Europa con América Latina.

Siete décadas después, la irremediable evolución del tiempo evidencia lo alejada que queda la experiencia de aquel viaje de 1946 con la que se vive en los vuelos actuales. El avión DC4 de Iberia salió desde Madrid, pero antes de pisar Buenos Aires realizó tres escalas, una en Villa Cisneros (Sáhara), otra en Natal (Brasil) y la última en Río de Janeiro (Brasil). Los vuelos regulares se iniciaron unos días después, pero se sustituyó la escala de Natal por la de Montevideo (Uruguay).

Entonces, el viaje resultaba una verdadera experiencia. El DC4 tenía capacidad para 44 pasajeros y una autonomía de vuelo de 5.000 kilómetros. El trayecto, contando escalas incluidas, duraba más de un día, concretamente 36 horas, y los pasajeros pasaban una noche en el parador de Villa Cisneros, construido específicamente para que los clientes pudieran pernoctar en el vuelo de regreso.

La ruta entre Madrid y Buenos Aires supuso modificaciones en la tripulación de los vuelos de Iberia con la incorporación de navegantes, que se ocupaban de tomar las alturas astronómicas desde la cúpula de cristal del DC4 bajo el objetivo de calcular la situación geográfica del avión, y las azafatas, que distribuían las comidas y atendían a los pasajeros.

El servicio a bordo era una novedad en los viajes en avión. El catering consistía en pollo frito, tortilla española, huevos duros y bombones servidos en cajas de cartón, además de la bebida. Por otro lado, los asientos de los aviones que se usaron en esta primera ruta a Latinoamérica eran butacas reclinables que se convertían en camas. El precio del billete a Buenos Aires no estaba al alcance de todo el mundo. Costaba 7.250 pesetas, pero sin embargo la demanda de estos vuelos era enorme debido a la gran cantidad de emigrantes españoles a Argentina.

Después de ese primer viaje inaugural, Iberia lanzó la primera ruta comercial hacia Buenos Aires un mes después, el 15 de octubre de 1946. Al principio se estableció un vuelo cada diez días, con parada obligatoria en Uruguay bajo expresa petición de las autoridades de la época. Finalmente, y ante la alta demanda, la frecuencia de la ruta se hizo semanal. Y, aunque aquello fue todo un logro, las cifras de 2016 contrastan con las de hace 70 años. Iberia mantiene en la actualidad 250 vuelos semanales hacia América Latina que llegan hasta a 20 destinos diferentes.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)