Ferrovial pierde 498 millones por el impacto del Covid

Comment Off

 

Ferrovial pierde 498 millones por el impacto del Covid

Ferrovial registró unas pérdidas de 498 millones de euros en los primeros nueve meses del año, ampliando en cerca de 400 millones los ‘números rojos’ registrados en el mismo periodo del año anterior, afectada principalmente por el descenso de los tráficos en el aeropuerto de Heathrow y en el de las carreteras, tras las restricciones a la movilidad aplicadas en gran parte del mundo para contener el avance del Covid-19.

Según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el negocio de construcción logró compensar en parte este descenso, ya que sus ingresos se incrementaron un 14,2% en este mismo periodo, sobre todo en Estados Unidos y Polonia, a pesar de la situación creada por el Covid-19.

No obstante, las cifras de los nueve primeros meses del año incluyen esta vez el impacto de los aeropuertos, la provisión de 39 millones de euros por el programa de reestructuración corporativa y el resultado registrado en las actividades discontinuadas, así como la decisión judicial sobre Autema, todo ello afectando negativamente al resultado.

En concreto, el negocio de aeropuertos se vio fuertemente impactado por la pandemia, lo que desencadenó una reducción de los tráficos de Heathrow, participado al 25% por Ferrovial, en un 68,9% en los nueve primeros meses del año y en un 73,1% en el caso de los aeropuertos de AGS.

Aun así, la compañía defiende que el aeropuerto londinense cuenta con la liquidez suficiente para atender todas las necesidades futuras al menos durante 12 meses en un improbable escenario sin ingresos, o incluso hasta 2023 con las previsiones de tráfico actuales.

Por su parte, los tráficos de la división de autopistas comenzaron a mostrar una recuperación desde que en abril alcanzasen su punto más bajo, cuando se suavizaron las restricciones y se reabrió la economía.

Las actividades más afectadas del negocio de servicios por la pandemia en España fueron las de mantenimiento de infraestructuras de transporte como consecuencia de las restricciones de la movilidad, mientras que, en el caso de Reino Unido, se deben a retrasos de operaciones no esenciales, menor actividad industrial y restricciones en los desplazamientos.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados