GE y Siemens, interesadas por Alstom

No Comentado

GE y Siemens, interesadas por Alstom

Arnaud Montebourg, ministro de Economía e Industria de Francia, ha anunciado que el Gobierno galo desea tomarse un tiempo para estudiar alternativas a la compra del emblemático grupo industrial francés Alstom por la estadounidense General Electric (GE).

General Electric y Alstom tiene su calendario, que es el de sus accionistas, pero el Gobierno tiene el suyo, que es el de la soberanía económica. Por eso el Gobierno quiere tener el tiempo necesario para examinar seriamente otras proposiciones”, declaró Montebourg en un comunicado.

El ministro galo retrasó la reunión que tenía prevista con el presidente de GE, Jeffrey Immelt, de forma que el Ejecutivo ofrece tiempo a Siemens para que detalle una oferta por uno de los grupos industriales más emblemáticos de Francia, fabricante de trenes de alta velocidad y de centrales eléctricas. La firma alemana anunció que le interesa la operación, sin ofrecer más precisiones.

El ministro francés resumió que ese proyecto pasa por “crear dos campeones europeos y mundiales en los sectores de la energía y el transporte, el uno en torno a Siemens y el otro en torno a Alstom”.

El Gobierno francés está dispuesto a examinar ambas ofertas “con interés”, con el objetivo de “preservar los intereses de la base industrial de Francia”, e incluso a “participar financieramente”.

Alstom opera en sectores estratégicos, y esa es la razón por la que la operación precisa de la autorización del Estado francés. Montebourg subrayó que será “particularmente firme en sus exigencias de mantenimiento y creación de empleos, inversión e investigación y desarrollo en Francia, así como en el mantenimiento en Francia de los centros de decisión”. “Hay que recordar que Alstom vive principalmente de los encargos públicos y del apoyo del Estado a la exportación”, agregó el titular de Economía.

La semana pasada se filtró que General Electric iba a presentar una oferta por Alstom, que los medios cifraron inicialmente en 13.000 millones de dólares (9.400 millones de euros) por el conjunto del grupo, lo que representaba un 25 % más que su precio de mercado antes de conocerse la noticia. Otras fuentes precisaron que la propuesta afecta solo a las actividades energéticas de la firma francesa y no a las de transporte, como los trenes de alta velocidad.

Alstom, fundada en 1928, es uno de los grupos industriales más importantes de Francia, donde emplea a 18.000 personas de las 93.000 que componen una plantilla que anualmente factura unos 20.000 millones de euros (unos 28.000 millones de dólares).

En 2004 fue salvada de la quiebra por Nicolas Sarkozy, entonces ministro de Economía, quien intervino financieramente el grupo dado que opera en sectores estratégicos, lo que disgustó a Berlín, que consideró que la ayuda pública perjudicaba a la germana Siemens.

Una década después, Alstom, que ha equipado el metro de Nueva York, de Santiago de Chile o Caracas y las redes de tranvías de Barcelona o Dublín, vuelve a atravesar dificultades, en parte por la baja actividad de sus centrales térmicas. En los últimos tres años, se ha dejado un 39 % en Bolsa, y en el último lustro, un 43 %. Alstom está presente en países como España, México, Argentina y Brasil.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)