Cómo ser directivo sin poner el patrimonio personal en riesgo

Comment Off

Tras el estallido de la crisis financiera, muchos han sido los casos de litigios contra empresarios, directivos y administradores que han colmado los telediarios y las páginas de los periódicos. Y es que, las deudas y quiebras empresariales han generado numerosas demandas contra sus cabezas visibles como responsables últimos de las gestiones, ya que los afectados aspiran a recuperar lo perdido.

En realidad, la lista de actores que pueden verse afectados en situaciones de decadencia de la empresa puede ser muy amplia: desde bancos y cajas, hasta trabajadores, pasando por la administración publica –Hacienda y Seguridad Social– podrían reclamar una compensación por el perjuicio originado por una supuesta mala gestión por parte de directivos y administradores. Y es cuando la empresa no es capaz de responder a los perjuicios -generalmente es insolvente-, cuando serán resarcidos con el patrimonio personal de sus responsables jurídicos.

En estos casos, serán los responsables, ya sean administradores o directivos, los que deben demostrar que se ha actuado con diligencia y que la quiebra o decadencia de la empresa, que ha tenido como consecuencia colateral los perjuicios a terceros, ha sido una consecuencia del mercado y, por tanto, no de su mala actuación.

La mejor manera de estar cubierto ante estas situaciones es contar con un seguro de responsabilidad civil para directivos y administradores (D&O) que garantice la cobertura de los gastos de defensa y la indemnización a la que puedan ser condenados. Estos seguros tienen como objetivo cubrir a los directivos y administradores ante posibles reclamaciones relacionadas con el desempeño de su cargo, cubriendo gastos de defensa, fianzas e indemnizaciones.

Contar con un seguro R&O es imprescindible hoy en día, ya que los directivos y administradores pueden enfrentarse a reclamaciones por numerosas causas, que van desde negligencia en la gestión, a falta de supervisión o mobbing laboral. Sin embargo, cuando se contrata un seguro, no siempre se tienen en cuenta las necesidades concretas, por eso es importante contar con un asesor independiente que nos guíe”, aconsejan desde la correduría de seguros Mutuarisk.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados