Cintas de correr: uso y principales beneficios

No Comentado

Cintas de CorrerLas cintas de correr son una estupenda manera de mantenerse en forma

Correr tiene como principal beneficio el consumo de calorías y el aumento de la velocidad con la que el organismo utiliza la energía, lo que puede ayudar a controlar el peso. Además, correr también fortifica y tonifica los músculos, especialmente los de la parte inferior del cuerpo. Si uno está tonificado, resulta más fácil realizar otras actividades físicas. Las cintas de correr son el equipamiento perfecto para mantenerse en forma sin salir de casa, ya que permiten realizar ejercicio físico dentro de la vivienda.

Correr en cinta o realizar cualquier tipo de actividad física también afecta otros sistemas del cuerpo. Al comenzar una sesión y elevarse el ritmo cardíaco, todo el sistema cardiovascular hace ejercicio y funciona con más eficiencia, lo que significa que realizar ejercicios habitualmente hace que el corazón y las otras partes del sistema cardiovascular se vuelvan más resistentes. El corazón, al bombear más sangre, ayuda a que los vasos sanguíneos mantengan la elasticidad, transportando más oxígeno desde los pulmones a las otras partes del cuerpo.

 Por otro lado, la práctica habitual de ejercicios físicos reduce la presión sanguínea, lo que ayuda a controlar la hipertensión, aumentar el colesterol bueno y reducir el colesterol malo que se acumula en las arterias. Todo esto ayuda a prevenir infartos, derrames cerebrales y otras enfermedades cardiovasculares.

 Si cualquier actividad aeróbica proporciona grandes beneficios para el cuerpo, ¿por qué elegir correr? La respuesta es la simplicidad de la actividad. Se puede correr al aire libre, en un circuito o en una cinta de correr, y más allá de un calzado deportivo, es poco el esfuerzo económico que requiere esta actividad.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)