Food Service España obtiene 3.648 millones de euros en 2019

Comment Off

Food Service España obtiene 3.648 millones de euros en 2019

La Federación Española de Restauración Colectiva Food Service España (antes Feadrs) cerró 2019 con una facturación de 3.648 millones de euros, un 1,7% más, generando más de 92.000 empleos directos.

Durante la presentación de los datos, celebrada esta semana en Madrid, el presidente de la entidad, Antonio Lloners, ha destacado que los indicadores de rentabilidad se han mantenido en una banda del orden del 2,2%, lo que supone un “estancamiento” para un sector con poco margen de rentabilidad.

Además, ha puntualizado que la asociación, que representa a más de 140 empresas del sector, ofrece diariamente unos 4 millones de menús a más de 8,5 millones de consumidores en hospitales y residencias (43%), colegios y universidades (34%) y empresas (17%).

“Tenemos una representatividad total, prácticamente todo el colectivo empresarial (el 90%) está representado y supone el 0,3% del Producto Interior Bruto (PIB), según datos de Insight View”, ha explicado Lloners.

Entre los retos a los que se enfrenta la organización, Lloners ha indicado la necesidad de una buena identificación: “se nos compara con la restauración de calle, necesitamos más visibilidad en la sociedad”. Además, la sostenibilidad o la seguridad alimentaria, dadas las peticiones de sus clientes (intolerancias, alergias y convicciones religiosas o culturales) son dos de los desafíos más importantes para Food Services España.

El vicepresidente de la CEOE y presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, presente en la presentación de resultados, ha apoyado al sector con respecto a la indexación del Índice de Precios de Consumo (IPC) en los contratos públicos. “La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) tiene una repercusión en los contratos públicos”, ha asegurado. Dado que el 50% de los clientes de Food Service España son públicos o concertados, Cuerva ha reclamado al Gobierno la existencia de una indexación real en los costes.

A este respecto, el responsable de la entidad, Antonio Lloners, ha indicado que cuando les adjudican un concurso público, el importe no cambia “a pesar de que cambian los precios o las reglas de la Administración”. Esto, según ha indicado Lloners, complica la situación del sector: “debería aplicarse mejor la oferta pública. No se trata de que salga la más barata, sino que salga aquella con mejor relación calidad-precio”, ha indicado.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados