Nuevo sistema de carga rápida para autobuses eléctricos

Comment Off

Nuevo sistema de carga rápida para autobuses eléctricos

Endesa, Alstom y Mansel, han implementado en Málaga, con la colaboración del Ayuntamiento y de la Universidad, el proyecto PALOMA (acrónimo de Prototype for Alternative Operation of Mobility Assets), un primer prototipo mundial de carga rápida por contacto en suelo para autobuses eléctricos.

Este proyecto incluye la adaptación de un autobús 100% eléctrico, la instalación de un sistema de carga rápida, instalado de forma soterrada en suelo urbano, de 200 kW de potencia en la parada final de la línea, así como la infraestructura eléctrica necesaria para que la carga sea inteligente y tenga el menor impacto en la red eléctrica (consiste en un centro de transformación automatizado y equipado con tecnologías de monitorización avanzadas en media y baja tensión).

PALOMA cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Málaga, el Ministerio de Economía y Competitividad y la Universidad de Málaga. Además, ha sido cofinanciado con fondos FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) a través del programa Innterconecta del CDTI.

El proyecto se ha equipado para dar servicio a la línea L de autobuses urbanos (EMT) que da servicio a la Universidad de Málaga y recorre los distintos centros del campus de Teatinos. El sistema de carga se ha instalado junto a la Escuela de Industriales (calle Doctor Ortiz Ramos), así como el despliegue de la infraestructura eléctrica necesaria.

La ciudad andaluza se convierte de este modo en el primer laboratorio mundial en situación real de esta tecnología, desarrollada por Alstom a partir de los sistemas de alimentación por suelo para tranvías sin catenaria. Un autobús eléctrico está recorriendo la línea L de la ciudad de Málaga, mostrando las ventajas e idoneidad de un novedoso sistema de carga que:

Permite cargar rápidamente el autobús en las paradas. De modo que se amplía la autonomía, eficiencia y capacidad del autobús eléctrico frente a los autobuses que únicamente son cargados en las cocheras al finalizar su jornada. De este modo se multiplica la autonomía del autobús sin modificar los tiempos de operación gracias a la carga rápida.

Se encuentra integrado en el asfalto, lo que facilita la inserción en el paisaje urbano y no impone restricciones de altura a los vehículos.

No afecta a los vecinos residentes de la zona como sí lo haría en caso de que la recarga se realizase por pantógrafo desde el techo del autobús en lugar de hacerlo desde el suelo, como es este caso. No hay por tanto impacto visual.

Es una tecnología abierta, que puede ser instalada e integrada en cualquier modelo de autobús, sin modificar la altura mínima al suelo. Las cargas periódicas en esta parada final de línea permiten ampliar la autonomía, eficiencia y capacidad del autobús eléctrico frente a los autobuses que únicamente son cargados en las cocheras al finalizar su jornada. El objetivo es duplicar la autonomía del autobús sin modificar los tiempos de operación, dotando de mayor rentabilidad a la flota de autobuses eléctricos. Este sistema, compatible con cualquier tipo de vehículo eléctrico, consigue, también, reducir el volumen y peso de las baterías, disminuyendo su coste y manteniendo la capacidad de transporte.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados