Es "insostenible" el uso del agua en Nicaragua

No Comentado

El Centro para la Investigación de los Recursos Hídricos de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (CIRA-UNAN) ha informado que la disponibilidad de agua en Nicaragua es de 531 barriles diarios por persona, sin embargo, la forma en que el recurso es explotado en el país es “insostenible”.

“Es un comportamiento insostenible, anómalo”, dijo a la agencia de noticias Efe el director del CIRA-UNAN, Salvador Montenegro.

Nicaragua y el Banco Mundial (BM) suscribieron un crédito y una donación de 30 millones de dólares (21,7 millones de euros), para ampliar las redes de distribución en 85 municipios de la zona rural.

Los representantes del organismo internacional informaron que el proyecto de sostenibilidad del sector de agua y saneamiento de Nicaragua contará con un crédito de 14.3 millones de dólares (unos 10 millones de euros) y un fondo no reembolsable de 15.7 millones de dólares (unos 11 millones de euros).

El Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE) ejecutará el proyecto en un período de cinco años.

El acceso al agua en las zonas rurales alcanza al 68% de la población y el 37% en servicio de saneamiento. El proyecto incluye las zonas con cobertura más baja y los mayores índices de pobreza extrema en el Caribe y el Pacífico.

Camille Nuamah, representante del Banco Mundial en Nicaragua, destacó el proyecto con una metodología única orientada a fortalecer una cadena de sostenibilidad para asegurar que las obras y los servicios permanezcan y mejoren el futuro de las comunidades.

El crédito tiene un plazo de 40 años, incluido 10 de gracia. La inversión total fue proporcionada por la Agencia Internacional de Fomento (AIF).

El director del CIRA-UNAN sentenció que se necesita más que la inversión para tener un buen manejo del agua. “Se necesitan acciones urgentes, no solamente inversiones, sino también la voluntad política del Gobierno central y las municipalidades”, dijo.

Entre las contradicciones más fuertes está Juigalpa, una ciudad del centro de Nicaragua que consume agua del Gran Lago, lugar donde también deposita sus desechos, recordó Montenegro.

“No tenemos un plan de gestión para el aprovechamiento y la protección de la cuenca 69 pese al compromiso legal, este comportamiento no va en la dirección que se requiere”, cuestionó el científico.

La cuenca 69 es la más importante de Nicaragua, ya que incluye el lago artificial más grande del país (Apanás), los dos lagos más grandes (Cocibolca y Xolotlán) y el río más caudaloso de Centroamérica (San Juan).

“Lo que necesitamos es convertir la riqueza hídrica en bienestar”, advirtió Montenegro.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)