Repsol cosecha pérdidas en 2019

Comment Off

Repsol cosecha pérdidas en 2019

Repsol ha cosechado pérdidas en 2019 debido a las provisiones derivadas del compromiso de reducir sus emisiones de CO2. Además, ha indicado que un entorno de precios bajista en los hidrocarburos y la menor rentabilidad del refino afectaron la operativa de la petrolera española.

Las grandes petroleras han reportado fuertes descensos en los beneficios de 2019 por unos precios más bajos del crudo y el gas, y la menor demanda de combustibles, especialmente en Asia.

El grupo perdió 3.800 millones de euros en 2019 debido a un deterioro de 4.800 millones de euros en ciertos activos de producción en América del Norte, debido a su objetivo ser neutral en emisiones de CO2 para el año 2050.

Además, provisionó 837 millones de euros para cubrirse del arbitraje que mantiene con la petrolera china Sinopec por una sociedad conjunta en el mar del Norte heredada de Talisman, una petrolera canadiense que la española compró hace cinco años.

Josu Jon Imaz, el consejero delegado, ha dicho que Repsol tiene previsto recurrir un laudo parcial en contra que recibió recientemente en este contencioso.

En el cuarto trimestre de 2019, Repsol registró unas pérdidas que se elevaron hasta los 5.2882 millones de euros, mientras que el beneficio antes de extraordinarios y a coste constante de inventario (CSS) cayó un 36% hasta los 405 millones de euros, situándose por debajo de la estimación de consenso de 418 millones de euros que había comunicado la compañía.

Repsol garantizó a los accionistas que las provisiones no van a afectar la remuneración.

Su filial de refino y márketing se ha visto afectada por una disminución de los márgenes, que cayeron a 5,6 dólares por barril entre los meses de octubre y diciembre, frente a los 6,2 dólares en el mismo período de 2018.

De cara a 2020, Repsol espera que regrese a un nivel de 7,3 dólares por las expectativas de demanda de carburante para barcos después de una reciente normativa mundial que busca reducir las emisiones de dióxido de azufre. El mercado cree que las refinerías de Repsol están bien preparadas para estos carburantes.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados