Nueva York abre una investigación sobre Iberdrola

No Comentado

Nueva York abre una investigación sobre Iberdrola

La investigación ha sido abierta por la Comisión de Servicios Públicos de Nueva York (New York State Department of Public Service) en contra de tres filiales de la gigante española de energía, Iberdrola, en los Estados Unidos.

Este hecho ha puesto en alerta a más de 55 grandes consumidores industriales, comerciales e institucionales que reciben servicios de la empresa española en ese Estado. Para ser más específicos, de dos de las empresas investigadas, New York State Electric & Gas Corporation (NYSEG) y Rochester Gas and Electric Corporation (RG&E).

Estos 55 clientes están siendo representados por el bufete neoyorquino Couch White, LLP, y han remitido una carta a la Comisión investigadora en la que muestran su preocupación por el golpe que pueden tener sobre las tarifas que pagan, las prácticas actualmente bajo investigación por el regulador estatal, investigaciones llevados a cabo por los sobrecostes en contratos adjudicados a la filial de ingeniería de Iberdrola en el gigante americano.

Los clientes involucrados en este caso han pedido a la NYPSC que la investigación de las prácticas realizadas por la filial de Iberdrola en Estados Unidos sea realizada a través de un “rate case”, el proceso de aprobación de nuevas tarifas que hace la NYPSC.

Después de realizar una auditoría, los técnicos de la Comisión señalaron varios elementos que llaman la atención en las relaciones contractuales entre esas tres empresas, debido a que IEP (filial de Iberdrola en Estados Unidos) ofrece a las filiales neoyorquinas en cuestión, tarifas que, aunque son inferiores a las que presenta el mercado, son más costosas de lo que pagarían NYSEG y RG&E si los trabajos fueran realizados con recursos propios, haciendo que los precios que pagan los contribuyentes sean más altos por trabajos que podrían ser realizados internamente. Estos sobrecostes son de al menos el 15%, según ha informado la comisión investigadora de la NYPSC.

La Comisión, que tiene bajo sus facultades poder ordenar la anulación de los contratos que investiga, ha decidido imponer desde el pasado mes de diciembre un tope de 1,12 millones de dólares mensuales (873.534 euros) en los contratos que se realicen entre IEP y esas dos filiales investigadas. En la fase de alegaciones, Iberdrola USA ha asegurado que los servicios de IEP están muy por debajo que los de otras compañías, y así ahorran dinero a los clientes.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)