14.6 C
Madrid
jueves, abril 15, 2021
Inicio General Analista de PrimeXBT: el riesgo de no invertir es mayor que el...

Analista de PrimeXBT: el riesgo de no invertir es mayor que el de invertir

Analista de PrimeXBT el riesgo de no invertir es mayor que el de invertir - noticias bancarias

Desde la crisis financiera de 2008, los países de todo el mundo han aplicado políticas monetarias ultra expansivas para hacer que sus economías vuelvan a crecer, lo que ha dado lugar a un aumento sin precedentes en los precios de los activos. Los precios de los inmuebles han subido mucho más allá de lo asequible para la mayoría de la clase trabajadora en los países desarrollados, mientras las acciones han estado en una carrera alcista que ya lleva 13 años y una nueva clase de activos llamados criptomonedas ha nacido simplemente como resultado de la inundación de monedas fiat en el sistema. Los gobiernos han sido libres de imprimir todo el dinero fiat que les provoque, dinero respaldado por nada excepto por la promesa de que estos gobiernos lo reconocerán.

Con el inicio de la pandemia de COVID-19 el año pasado, la situación empeoró, no solo con políticas monetarias ultraflexibles, que lo más probable es que continúen, sino que los países de todo el mundo también han lanzado políticas fiscales que implican la impresión de billones en efectivo para ayudar a sus economías en crisis. Estas políticas han provocado una caída adicional del valor de las monedas fiduciarias, como se puede evidenciar en el cada vez menor poder adquisitivo, ya que todo es más costoso de adquirir. Como resultado, los precios de los activos de inversión se han disparado. Sin embargo, ¿está justificada la subida de los precios de los activos? A modo de comparación, echemos un vistazo a cuánto dinero más han impreso los gobiernos para que podamos estimar cuánto ha caído el valor de las monedas fiduciarias.

En general, como una definición amplia, el balance de un banco central se puede utilizar como una estimación de la cantidad de moneda que ha impreso. Al mirar el gráfico a continuación, que solo hace referencia a EEUU, se puede decir que desde la pandemia de COVID19, el balance de la FED ha subido verticalmente, duplicándose en el último año en una magnitud que tardó 15 años en acumularse. La misma situación está sucediendo en todo el mundo con todos los países, ya que la pandemia de COVID es un evento mundial.

Fuente: American Action Forum, cifras actualizadas al 10 de marzo

Si la historia pasada nos da algún indicio, los precios de los activos pueden subir muy pronto y de manera inadvertida en una gran magnitud debido a la cantidad de dinero que han creado los gobiernos. Solo en EEUU la cantidad de dinero impresa en el último año es equivalente a la de los últimos 15. Por lo tanto, usar el aumento porcentual en los precios de los activos de los últimos 15 años puede ser un buen indicador de qué tipo de aumento de precios podemos esperar.

Según las estadísticas, los precios promedios de las viviendas en Estados Unidos se han multiplicado por dos en los últimos 15 años, mientras que los precios de las acciones en su conjunto se han triplicado. Las criptomonedas, una nueva clase de activos nacida después de la crisis de 2008, han ido hacia arriba miles de veces. Este aumento de los precios ha generado grandes beneficios para quienes han invertido en ellos y es poco probable que las ganancias gigantescas se conviertan en pérdidas, incluso con un retroceso del mercado para muchos de los que comenzaron a invertir más tarde. Esto ha puesto a las personas que no invierten en una desventaja significativa, no solo porque no obtienen los rendimientos que obtienen sus pares inversores a lo largo de los años, sino también debido a la inflación que borra un pequeño porcentaje de su riqueza cada año.

Con los programas de vacunación avanzando en todo el mundo, hay esperanzas de que la pandemia se pueda contener para finales de este año y, con eso, las economías se están abriendo nuevamente, mientras se teme que los gobiernos puedan recortar su apoyo. Sin embargo, los eventos que han tenido lugar este mes han aplastado firmemente esos temores, permitiendo que los activos de riesgo continúen en el siguiente tramo más alto, lo que hace que aquellos que no inviertan probablemente vuelvan a perder en los próximos dos años.

Estados Unidos y Europa, dos de las regiones con los mercados de capital más desarrollados, reiteraron su postura de mantener las tasas de interés en mínimos históricos, así como de continuar el apoyo fiscal y monetario a sus economías por temor a que recortar demasiado pronto pueda afectarlas posteriormente. Este nuevo entorno es un refuerzo para los activos de riesgo inevitablemente desencadenen otro rally, con el mercado de valores y el mercado de criptomonedas como los principales beneficiarios. Personalmente, estoy a favor de la criptomoneda debido a la dificultad de valorar esos activos, ya que el valor de las acciones han subido demasiado para mi gusto.

Durante la reunión regular del Banco Central Europeo (BCE) a principios de marzo, la directora del BCE, Christine Lagarde, anunció una impresión de dinero más rápida en forma de una compra acelerada de activos, con el fin de apuntalar los mercados y reducir las tasas de interés.

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos ha distribuido el tercer paquete de estímulo en un año, esta vez, imprimiendo 1,9 billones de dólares para financiarlo. La semana pasada, la FED también acabó con los temores de un mercado de rendimiento de bonos en alza, asegurando además que no habrá un aumento de la tasa de interés hasta al menos 2023, y que la FED permitirá que la inflación se sobrepase hasta entonces.

Los mercados han vuelto a aumentar tras el discurso de la FED, con el Dow Jones Industrial Average rompiendo otro máximo histórico por encima de los 33.000, y el Bitcoin, un nuevo activo con apenas 10 años, cotizando cerca de los 60.000 dólares.

Con la cantidad de oportunidades de pérdida, así como la inflación que se disparará en el futuro cercano y  a mediano plazo, la persona que no invierta ya está perdiendo en comparación con alguien que invierte incluso de manera pasiva, solo comprando activos y sentándose para dejar que su precio suba con la marea. Todo ese aumento de precio es en realidad una manifestación de la pérdida de valor del dinero fiduciario, en lugar de que el valor real de los activos realmente aumente. Por lo tanto, este fenómeno puede no ser necesariamente una burbuja de activos porque es el dinero el que se ha degradado, a diferencia de las situaciones históricas en las que el dinero ha permanecido igual en valor, pero los precios de los activos estaban subiendo. Esos tiempos no tuvieron una situación como la actual, en la que los banqueros centrales se han vuelto locos simplemente tirando dinero sin parar, inundando el mercado. Como bien se sabe, no se puede luchar contra la FED, y con los banqueros centrales imprimiendo dinero para comprar activos, el que no invierta se quedará atrás.

La persona que no ha invertido haría bien en hacerlo lo antes posible, especialmente en criptomonedas, que son una invención directa para amortiguar el impacto de la degradación global de la moneda fiduciaria. Cuanto más se espera, mayor es el riesgo de que tu riqueza se agote a medida que el dinero fiduciario pierde valor.

Escrito por Kim Chua
Analista de mercado de PrimeXBT

 

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -