Galp pierde 551 millones de euros en 2020

Comment Off

Galp pierde 551 millones de euros en 2020

La petrolera portuguesa Galp registró unas pérdidas de 551 millones de euros en 2020, como consecuencia del impacto de la pandemia de Covid-19 en el mercado y el hundimiento de los precios del crudo, después de anotarse un beneficio neto de 389 millones en 2019.

La compañía propondrá un dividendo de 0,35 euros por acción, un 50% inferior al del ejercicio precedente.

“El consejo de administración propondrá en abril a la junta general de accionistas un dividendo por acción de 0,35 euros en relación con el ejercicio 2020 que será abonado en mayo. El recorte del dividendo refleja los impactos de las inesperadas y sin precedentes”, explicó la compañía, que ha indicado un objetivo de un dividendo de 0,50 euros por acción para el ejercicio 2021.

De su lado, el resultado neto ajustado por costes de reposición de la petrolera lusa registró pérdidas anuales de 42 millones de euros, frente al beneficio neto ajustado de 560 millones contabilizado en 2019.

Las ventas de Galp en el conjunto del ejercicio sumaron 10.771 millones de euros, un 32,5% menos que un año antes, mientras que el resultado de explotación ajustado (RCA Ebitda) cayó un 34%, hasta 1.570 millones.

Asimismo, la deuda neta de Galp al cierre del ejercicio se situaba en 2.066 millones de euros, frente a los 1.435 millones de un año antes.

Entre octubre y diciembre, la portuguesa registró pérdidas de 35 millones de euros, frente al beneficio neto de 106 millones contabilizado un año antes, mientras que sus ventas sumaron 2.701 millones de euros, un 32,3% menos.

“La compañía lleva un tiempo invirtiendo con éxito en un crecimiento sostenible a lo largo de toda la cadena de valor de la energía, manteniendo una base de activos de alta calidad, con un portafolio envidiable de Upstream y gas integrado, una sólida posición downstream respaldada por una marca fuerte y una sólida plataforma de energías renovables en claro crecimiento”, declaró Andy Brown, en su primera presentación de resultados como consejero delegado de Galp.

La empresa ha informado que de las dos refinerías que gestiona en Portugal, las únicas en todo el país, solo estará operativa en 2021 la de Sines (Lisboa), ya que la petrolera lusa anunció hoy que su planta de refinado en Matosinhos (Oporto) dejará de operar el próximo año.

La refinería de Galp en Matosinhos, la primera que entró en funcionamiento en Portugal en 1970, ya había parado de forma temporal su producción de refinado de crudo durante la pandemia, debido a los ajustes de consumo de combustible en el mercado ibérico motivados por la covid-19.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados