Naturgy actualizará su plan estratégico tras el impacto del coronavirus

Comment Off

francisco reynes marca nuevo rumbo en naturgy

En medio de la crisis sanitaria y económica derivada por el Covid19, Naturgy ha cerrado la primera fase de su Plan Estratégico 2018-2022 de manera satisfactoria gracias al cumplimiento de todos sus compromisos con sus principales grupos de interés y se compromete a dar un nuevo impulso a la transformación de la compañía. 

Durante el primer semestre del año, Naturgy ha obtenido un beneficio neto de 334 millones de euros, lo que supone una caída del 43,6% respecto al mismo período del año pasado, en el que ganó 592 millones, según ha informado la compañía a la CNMV. En unas cuentas marcadas por la grave crisis sanitaria desencadenada en marzo por la pandemia del coronavirus, que provocó un hundimiento de la demanda de energía en el mundo, el Ebitda de la compañía se situó en 1.870 millones de euros, un 14% menos. En concreto, la compañía energética que preside Francisco Reynés, ha recordado que la demanda de electricidad y gas en España descendió una media del 8,5% y el 9,7% respectivamente. Las inversiones se redujeron un 21%, hasta 552 millones de euros. 

El descenso en el consumo de energía, por la incertidumbre en torno a los recortes de producción de Brent de los principales productores a nivel mundial, se ha traducido en una volatilidad significativa y una disminución sin precedentes de los precios de las materias primas en los principales mercados, incluida una disminución de los precios del gas en los principales índices de gas (HH y NBP han disminuido en promedio en un 34% y 53%, respectivamente durante el 1S20 vs. 1S19), y una disminución en los precios de la electricidad en el mercado mayorista (el pool español ha disminuido en un 44% de media durante la primera mitad del año). 

“A pesar del contexto reciente, hemos avanzado en todos los pilares que nos propusimos ahora hace dos años. Somos una compañía más eficiente, dinámica y activa en la gestión de sus negocios lo que nos permitirá hacer frente a las dificultades derivadas del entorno de una manera más realista y efectiva”, ha explicado el presidente ejecutivo de la compañía, Francisco Reynés Massanet 

La compañía realizará el próximo otoño un Capital Markets Day donde detallará su siguiente fase de transformación con una actualización de su hoja de ruta hasta 2022, sin abandonar sus objetivos fundamentales: la prioridad de la retribución al accionista, una estrategia industrial de creación de valor y crecimiento para cada uno de sus negocios, y sus compromisos en materia de ESG. 

Tal y como ya avanzó la compañía que lidera Francisco Reynés Massanet, sus líneas de gestión prioritarias de aquí a 2022 pasan, entre otras, por mantener la reducción del perfil de riesgo a través de la rotación de activos, en línea con los objetivos de la transición energética; así como en el establecimiento de relaciones win-win con los reguladores y en la renegociación de los contratos de suministro de gas. Otros objetivos fijados por Naturgy son la optimización y automatización de procesos core y el fortalecimiento de la posición de la compañía. 

Acuerdos internacionales 

Naturgy ultima la tramitación de diferentes proyectos renovables en Australia, que supondrán la construcción de una potencia superior a los 430 MW. La compañía ya tiene en este país más de 276 MW en operación (Crookwell2) y en construcción (BerryBank1). Además, la compañía cuenta con una cartera de más de 600 MW. De esta forma, Naturgy espera convertirse en los próximos tres años en uno de los principales operadores de renovables en Australia sumando una potencia total superior a los 1,3 GW. 

Asimismo, durante el periodo, Naturgy ha completado la adquisición de Medgaz tras la entrada del Global Energy & Power Infrastructure Fund (GEPIF) de BlackRock en el vehículo de propósito especial (SPV) creado para este fin. Como resultado, Naturgy y BlackRock ahora controlan una participación del 50% cada uno en el SPV, que a su vez posee el 49% de las acciones de Medgaz con derechos de control conjunto junto con Sonatrach. La entrada de GEPIF en el SPV se ejecutó al mismo precio al que se compró la participación del 34% en Medgaz a Mubadala en abril pasado. 

En conjunto, esta operación representa un hito para la empresa en muchos frentes, incluido el establecimiento de una relación con un socio prestigioso y reconocido internacionalmente como BlackRock, y la transformación de una participación financiera del 14,9% anterior en una estratégica del 24,5%, con control de derechos y sin requerir ningún flujo de efectivo por parte de Naturgy. 

Francisco Reynés ha destacado que “esta es una transacción atractiva para nosotros. Por un lado, la entrada de BlackRock en el vehículo de inversión confirma el atractivo y la singularidad de Medgaz como una infraestructura estratégica. Por otro lado, la transacción también nos permite aumentar notablemente nuestros derechos de control y crear valor para los accionistas dada la atractiva valoración. BlackRock es uno de los principales inversores a nivel mundial y estamos muy contentos de formar una empresa conjunta con ellos”. 

 

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados