Galicia pide una estrategia común para defender los intereses de la flota del Gran Sol

Comment Off

Galicia pide una estrategia común para defender los intereses de la flota del Gran Sol

Galicia ha pedido una estrategia común para defender los intereses de la flota del Gran Sol tras el Brexit.

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, ha manifestado su preocupación durante su participación por videoconferencia en el Consejo Consultivo de Política Pesquera para Asuntos Comunitarios, que sirve de preparación para el próximo Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea.

La Xunta ha recordado que, en el primer trimestre de este año en las poblaciones de pescados compartidas con el Reino Unido, como las de las aguas del Gran Sol, se establecieron unas cuotas estables y proporcionales a las fijadas para 2020.

Las cuotas para después de ese período se determinarán previa negociación de las partes.

La Xunta ha pedido al Gobierno central tener presencia directa en la representación de España, tanto en el seno de la UE como con el Reino Unido, para que los intereses gallegos sean escuchados.

Esta demanda también ha sido trasladada por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una misiva remitida a finales de diciembre al presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, y en la reunión que mantuvo hace unos días con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

Rosa Quintana ha hecho énfasis en el peso que tiene Galicia en el conjunto de la actividad marítimo-pesquería estatal. En concreto, la comunidad autónoma gallega posee más del 70% de las cuotas españolas en aguas británicas y ostenta la representación de las comunidades españolas en materia pesquera en el Consejo de Ministros de Pesca de la UE.

Por otro lado, la conselleira ha vuelto a trasladar la preocupación de Galicia sobre las consecuencias del acuerdo del Brexit para el sector marítimo-pesquero tras la cesión al Reino Unido del 25% de las posibilidades de pesca europeas por parte del Ejecutivo comunitario a cambio del acceso a las aguas británicas durante cinco años y medio.

Al impacto en la flota gallega se suman otros asuntos como que los buques británicos no se verán sometidos a la Política Pesquería Común ni a las normativas como el deber de desembarque.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados