Ryanair gana 1.020 millones de euros en su año fiscal

Comment Off

Ryanair gana 1.020 millones de euros en su año fiscal

Ryanair ha anunciado que obtuvo un beneficio neto de 1.020 millones de euros en su último ejercicio fiscal (hasta el 31 de marzo), el 29% menos que en el periodo anterior. Se trata de las ganancias más débiles en los últimos cuatro años.

La compañía irlandesa, que se hizo en enero con el 100% de la compañía fundada por el expiloto austríaco de Fórmula Uno Niki Lauda de la que adquirió en julio un 75%, ha precisado que LaudaMotion registró unas pérdidas de 139,5 millones de euros en el ejercicio, y que sumando esta compañía el grupo alcanzó los 142 millones de viajeros.

El consejero delegado del grupo, Michael O’Leary, ha afirmado que este resultado está “en línea con sus previsiones”, y ha valorado el fuerte crecimiento del tráfico de pasajeros (+7%) en el ejercicio, hasta los 139,1 millones, que se vio impulsado por el incremento de la capacidad en las rutas de corta y media distancia.

Ello, ha dicho, junto a la ausencia de la Semana Santa compensó la caída del 6% de las tarifas (37 euros de media) y el incremento de los costes derivados de los precios del combustible.

Ryanair elevó un 6% sus ingresos, hasta los 7.562,9 millones de euros. Destaca el repunte del 19% de su volumen de negocio por ventas de servicios auxiliares a bordo (‘ancillary’, hasta rozar los 2.400 millones de euros.

Recientemente, la aerolínea ha señalado al aeropuerto de El Prat en Barcelona como uno de los más problemáticos de la Unión Europea en 2019. La falta de personal en su torre de control obligará a recortar un 8% el volumen de vuelos que puede gestionar cada controlador, lo que aumentará los retrasos en los vuelos, según los datos de Eurocontrol sobre Retrasos y Soluciones del Control de Tráfico Aéreo Europeo (ATC).

Concretamente, hasta abril se ha registrado ya un 172% más de demoras en El Prat respecto a 2018. Junto a éste cita a otros siete aeropuertos de la Unión Europea especialmente conflictivos: los de las ciudades alemanas Karlsruhe, Langen, Bremen, donde se recortará la capacidad de gestión un 20% respecto al año anterior; y los aeródromos franceses de Marsella, Burdeos, Brest, Reims, con un 30% menos.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados