Coca-Cola invertirá en Argentina

No Comentado

Coca-Cola invertirá en Argentina

Coca-Cola Femsa invertirá cerca de 80 millones de dólares (59,3 millones de euros) en proyectos productivos en Argentina, según informaron fuentes oficiales.

Jorge Capitanich, jefe de Gabinete del Ejecutivo de Cristina Fernández, fue el encargado de ofrecer el anuncio.

Capitanich participó este martes  en una reunión  con el director general de la compañía, John Anthony Santamaría Otazua, y el responsable de la división Suramérica, Rafael Suárez Olaguibel.

Durante el encuentro, los responsables de Coca Cola y el gobierno de Argentina han analizado el avance de la construcción de la nueva Línea 10 en la planta de Nueva Pompeya, en Buenos Aires.

En esa instalación se realizará el embotellado de envases retornables desde 200 mililitros hasta 3 litros, tanto de vidrio como de resina PET (tereftalato de polietileno en sus siglas en inglés).

La iniciativa, que implica una inversión superior a los 20 millones de dólares (15 millones de euros), constituirá la línea más grande del mundo en su tipo, y será inaugurada en septiembre.

En la reunión también se informó que se ampliará la Mega Unidad Operativa Oeste, inaugurada por la presidenta argentina, Cristina Fernández, en 2010, que duplicará su capacidad de almacenaje, utilizando tecnologías avanzadas.

Femsa es una empresa líder en América Latina, integrada por el embotellador de Coca-Cola más grande del mundo, la cadena de tiendas de formato pequeño OXXO, y una importante inversión de Heineken.

En Argentina, Coca-Cola genera alrededor de 5.500 de puestos de trabajo, entre empleos directos e indirectos.

El volumen de ventas de Coca Cola Femsa (KOF) decreció un 5% en el primer trimestre, sin contemplar la integración de la empresa Yoli de México.

“En un entorno de consumo desafiante, particularmente en México y Brasil, nuestros operadores generaron resultados débiles a lo largo de nuestros territorios geográficamente balanceados durante el primer trimestre de 2014″, dijo John Santa María Otazua, director general ejecutivo de la compañía.

En contraste, el negocio de agua embotellada creció un 3,3%, impulsado por las marca Ciel, Alpina y Dasani, mientras que sus categorías de bebidas no carbonatadas y el negocio de garrafón decrecieron 2,1% y 1,9%, respectivamente.

“En respuesta al nuevo entorno fiscal nuestra operación continúa impulsando nuestro productos en presentaciones retornables y tamaños personales, así como las bebidas bajas en calorías como alternativas relevantes para conectarse con las necesidades del consumidor”, añadió el directivo.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)