Correos empieza a operar en el sudeste asiático

Comment Off

Correos empieza a operar en el sudeste asiático

Correos ha dado un segundo paso en su internacionalización, tras el debut este año en Portugal, con el anuncio de su desembarco en el sudeste asiático.

La compañía española invertirá 5,7 millones de euros en la puesta en marcha de una nueva sociedad junto con Kerry Logistics, operador logístico de referencia internacional, y GFS, uno de los principales operadores en la zona.

La nueva firma se encargará de la gestión integral del proceso de recogida y envío de paquetes con origen en China. La nueva compañía será capaz de clasificar 500.000 paquetes al día.

Las tres empresas promotoras abrirán una planta de admisión y clasificación de paquetería en China que se situaría en el sur del país, a menos de 100 kilómetros de Hong Kong. La zona en la que se ubicará es considerada el área de comercio digital transfonteriza más activa del mundo, cercana a numerosos aeropuertos nacionales e internacionales con gran volumen de tráfico.

Uno de estos aeropuertos es el de Hong Kong, que es actualmente la terminal de carga con más tráfico y capacidad del mundo, con 5 millones de toneladas métricas gestionadas en 2018, que supone la salida internacional para el 80% de los envíos generados en el sur de China. Además, está proyectada una ampliación para llegar a gestionar casi 9 millones de toneladas métricas al año.

Más allá de la capacidad, el aeropuerto de Hong Kong también destaca por la capilaridad de vuelos de la zona y del mundo, siendo uno de los aeropuertos con mayor número de rutas internacionales. Cuenta con una industria auxiliar abundante y competitiva para la preparación y gestión de la carga aérea, lo que mejora los costes operativos en la zona.

A pleno rendimiento, el procesamiento de la nueva planta equivale a 25.000 paquetes/hora, lo que supone unos 500.000 paquetes al día, si las máquinas están operativas 20 horas/día.

El mercado chino es el origen de más de 50.000 millones de paquetes al año y esta operación supone incrementar el grado de integración con los principales clientes chinos y un paso de enorme trascendencia estratégica, según Correos, para captar en origen las actividades de admisión, clasificación y transporte.

Ello implica aumentar el volumen de paquetería gestionado por Correos a través de la captación ‘in situ’ de potenciales clientes, y mejorará los márgenes finales de distribución por mejor preparación, trazabilidad y predictibilidad de la demanda, informa Correos en un comunicado.

China es el mayor mercado mundial de comercio electrónico, tanto en la generación de paquetería como en el consumo de la misma, con más de 50.000 millones de paquetes intercambiados en 2018, el 8,8% de ellos hacia el exterior.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados