Chrysler participa en mesa de diálogo en Venezuela

No Comentado

Chrysler participa en mesa de diálogo en Venezuela

Chrysler, la empresa automovilística estadounidense con presencia en Venezuela, se ha unido a las mesas de diálogo del área económica, creadas por el Gobierno para atender las deficiencias y necesidades de cada sector.

Milka Torres, gerente de Relaciones Públicas de la compañía, señaló que han “alcanzado importantes avances”, pero no ofreció detalles.

La empresa confirmó que redujo su producción de automóviles en Venezuela, de 55 a 35 unidades al día. Torres dijo que esa reducción se hizo en “consonancia con la optimización de este material de ensamblaje”, sin precisar más.

Los trabajadores de la empresa, indicaron que “los próximos 60 días, no podemos ocultarlo, no hay actividades productivas y por eso no van a salir coches al mercado. Esperamos el proceso de incorporación de las partes para ensamblar coches y de esa misma manera las líneas van a ir produciendo coches“.

Asimismo, señalan que la falta de piezas para ensamblar está relacionada con que “no hay divisas adecuadas”. Los empleados niegan que la situación que enfrenta Chrysler implique el cierre de la planta donde trabajan 1.150 personas.

La gerente descartó que esta situación de caída de la producción vaya a implicar el despido de personal, y dijo que los trabajadores que no estén en las líneas de producción irán a actividades de mantenimiento en las instalaciones y equipos, operaciones de postventa y atención al cliente.

A comienzos del año 2014, la filial venezolana de la automotriz japonesa  Toyota detuvo de forma indefinida las operaciones de su planta en la ciudad de Cumaná, debido a la “faltante de piezas”, según reconoció la empresa en un comunicado.

Además de Chrysler y Toyota, en Venezuela operan las ensambladoras Iveco Venezuela, Ford Motors, General Motors, Mack de Venezuela y Mitsubishi Motors.

El sector automovilístico no es el único que se ha visto afectado por la merma en la venta de las divisas oficiales, lo que ha generado caídas en la producción, y la agudización de los problemas de abastecimiento de algunos alimentos y productos básicos.

Las mesas de diálogo económico fueron anunciadas el pasado mes de febrero por el vicepresidente de la República Jorge Arreaza. Participan en ellas más de un centenar de empresas para atender las necesidades de cada sector.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)