Los números rojos de DIA llegan a los 418,7 millones

Comment Off

Los números rojos de DIA llegan a los 418,7 millones

Dia registró unas pérdidas netas de 418,67 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone multiplicar por catorce los ‘números rojos’ de 29,48 millones de euros que se anotó un año antes, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La cadena de supermercados ha achacado este resultado al “fuerte” impacto negativo en los resultados relacionado con el “importante” descenso de las ventas y también por los efectos excepcionales registrados durante el período por las diferentes medidas adoptadas para establecer una base “adecuada” y dar un cambio de rumbo a largo plazo al grupo.

Ello se traducirá, según ha explicado la firma, en efectos “positivos” visibles sobre las ventas y en la rentabilidad a medio y largo plazo.

Entre enero y junio, las ventas netas alcanzaron los 3.400 millones de euros, lo que supone un descenso del 7%, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado se situó en 33,2 millones de euros, un 83,9% menos.

Asimismo, las ventas brutas bajo enseña cayeron un 18,3%, hasta los 4.250 millones de euros, mientras que las ventas comparables lo hicieron en un 7,8%, mostrando una tendencia negativa y un “fuerte” deterioro, debido a los niveles de falta de ‘stock’ en las tiendas y almacenes por la “complejidad” del entorno de negocio.

La compañía, que ha presentado este jueves sus primeros resultados tras materializarse la OPA de Letterone, ha resaltado que el rendimiento de Dia durante la primera mitad del año se ha visto afectado por una serie de factores “negativos y extraordinarios”, entre ellos un despido colectivo en España y otras medidas de recorte de plantilla en Brasil para mejorar la productividad.

A ello se suma los “muy elevados” niveles de falta de ‘stock’ en las tiendas del grupo durante todo el periodo, el cierre de 663 tiendas deficitarias con una contribución negativa permanente, una iniciativa de traspaso de tiendas franquiciadas a propias que ha afectado inicialmente a 222 tiendas con el objetivo de mejorar y reforzar la red de franquicias y un plan de optimización del surtido comercial para lograr una reducción significativa del número de referencias a fin de eliminar la complejidad y mejorar las operaciones.

Además, los resultados se han visto afectados por la interrupción de actividades no estratégicas para reducir la complejidad y mejorar la eficiencia y por el reconocimiento de devengos, pérdidas o bajas contables de cuentas a cobrar, riesgos y pasivos que había que provisionar.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados