Caja de Ingenieros ganó 12 millones en 2016

No Comentado

Oxfam: ocho hombres poseen la mitad de la toda la riqueza mundial

Grupo Caja de Ingenieros obtuvo un beneficio de 12 millones de euros en 2016, un 3,3% más, pese a la caída de márgenes -del 7,92% en el de interés y del 12,66% en el bruto- por los tipos de interés en negativo, ha explicado el director general del grupo cooperativo, Joan Cavallé, que ha esperado una recuperación del entorno financiero en 2017.

Como aspectos positivos para el resultado destacan la liberación de 4,42 millones de provisiones y una reducción del 50% en el pago del impuesto de sociedades.

El volumen de negocio creció un 9,6% hasta 5.460 millones, y el crédito aumentó un 7% hasta 1.529 millones, con avance en el objetivo de ganar peso en el segmento de empresas, con 370 operaciones de crédito por un volumen superior a 119 millones de euros, un 38,5% más que el año anterior.

Cavallé ha detallado que la banca de empresas supone actualmente el 6,3% del volumen de negocio y que mantienen el objetivo de alcanzar el 10% fijado hace tres años, aunque con prudencia, ya que este segmento supone asumir más riesgo: “Crédito a cualquier precio no es viable a largo plazo”

La morosidad se situó en el 3,6%, frente al 3,53% del año anterior y muy por debajo del 9,2% de media del sector financiero, y el ratio de capital cerró el año en el 15,64%, frente a la exigencia normativa del 8%, mientras que la rentabilidad (ROE) fue del 8,28%, y el número de socios sumó 11.271 personas hasta un total de 142.597.

Caja de Ingenieros celebra este 2017 su 50 aniversario y propondrá a la asamblea incrementar la retribución al socio del 4,5% del último ejercicio al 6%, lo que equivale a un pay-out del 35%, ha anunciado el presidente del grupo, Josep Oriol Sala, que ha destacado: “Desde 2008 y en plena crisis hemos prácticamente duplicado parámetros de nuestros resultados, creciendo ejercicio tras ejercicio”.

Cavallé ha lamentado que las exigencias de regulación hacen poca diferenciación entre las entidades sistémicas y las pequeñas, y ha indicado que cumplir con la normativa supone el 15% de los gastos de explotación de Caja de Ingenieros y el 25% de las inversiones anuales.

Con todo, Sala ha remarcado que su prudencia en la gestión ha hecho que no se hayan visto afectados por las sentencias sobre pasivos fiscales y sobre cláusulas suelo, ya que nunca los han aplicado.

Respecto a las cláusulas suelo, Cavallé ha sostenido: “Se nos hacía difícil explicárselo al socio, y decidir el espacio entre el suelo y el techo, y lo primero es la satisfacción del socio”.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)