Cinta de correr: remedio para el sedentarismo y el sobrepeso

No Comentado

cintas de correr

El cuerpo humano está diseñado para mantenerse en movimiento, por lo que utilizar una cinta de correr, o más concretamente realizar la acción de caminar, es un movimiento natural en el ser humano.

Pasar horas sentados delante de un ordenador y coger el coche innecesariamente son hábitos que nos vuelven cada vez más sedentarios. “Actualmente, el sedentarismo ligado a una incorrecta alimentación termina en problemas de sobrepeso y obesidad”, declaran desde Johnson Fitness.

Caminar es una actividad de bajo impacto, que todos podemos realizar y que conlleva numerosos beneficios, no sólo en el gasto calórico que supone, sino que además nos ayuda a reducir la hipertensión y el riesgo de enfermedades cardiovasculares, mejorar nuestra capacidad respiratoria, fortalecer nuestro cuerpo, reducir el riesgo de diabetes y mejorar nuestra coordinación.

Antes de realizar ejercicio, lo primero que se debe hacer es acudir a un profesional que ayude a controlar la alimentación. Siempre es recomendable hacer ejercicio, sin embargo, algunas actividades pueden ser inadecuadas para una persona con sobrepeso.

Caminar unos 30 minutos a un ritmo moderado es un buen comienzo si eres una persona sedentaria. Poco a poco irás ganando resistencia física y podrás realizar ejercicios que requieran más esfuerzo físico, ya sea en la calle o en una cinta de correr, aumentando la intensidad del ejercicio y su duración, siempre de forma progresiva.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)