Iberdrola supera 75% de su objetivo de recompra de acciones propias

No Comentado

Iberdrola ha superado el 75% de su objetivo de recompra de acciones propias apenas dos meses después de anunciar el lanzamiento de esta iniciativa como parte de un plan de reducción de su capital del 2,4%.

El plan de recompra de acciones tiene un tope equivalente al 1,1% del capital, y la eléctrica ha completado ya la adquisición de una participación del 0,86%, después de haberse hecho con 54,07 millones de títulos propios en el mercado.

El precio medio de adquisición de estas acciones ha sido de 3,811 euros, según las notas remitidas periódicamente por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Durante la presentación de sus resultados de 2012, Iberdrola ya explicó que la reducción de capital en un 2,4% tendría dos partes, una correspondiente a la amortización de unos 87,9 millones de acciones propias que ya tenía en autocartera, equivalentes a un 1,4% del capital, y otra asociada a la recompra de un 1% del capital.

A este porcentaje hay que sumar la compra, como parte de este mismo programa, de un 0,1% adicional destinado a cumplir las obligaciones derivadas del plan de asignación de acciones ofrecido a los empleados.

El programa de recompra de acciones, de acuerdo a lo anunciado por la compañía, estará vigente hasta el próximo 31 de mayo, con lo que Iberdrola todavía dispone de varias semanas para completar la adquisición de los títulos propios por un 1,1% de su capital.

La reducción final de capital en un 2,4% cumplirá un doble objetivo. Por un lado, compensará el efecto dilutivo derivado del programa de ‘scrip dividend’, Iberdrola Dividendo Flexible, puesto en marcha en el mes de enero con motivo del pago a cuenta del ejercicio 2012.

La aplicación de este dividendo flexible, que permite a los accionistas de Iberdrola obtener acciones del grupo de forma gratuita, conllevó una ampliación de capital del 2,31%, que será compensada una vez se complete la reducción del 2,4%.

El segundo de los objetivos de la reducción de capital será procurar una mejora en el beneficio por acción y, por tanto, una mayor rentabilidad para el accionista.

Para financiar las compras de estas semanas, Iberdrola abrió el pasado mes de febrero el mercado español de bonos híbridos mediante una colocación de este tipo de instrumentos por valor de 525 millones de euros dirigida únicamente a inversores institucionales.

 

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter